Política |

4.000 millones de pesos ya suma de deuda el municipio de San Nicolás

Manuel Passaglia no es Ismael Passaglia

Entre los puntos más salientes en los que coinciden Cecilia Comerio y Adolfo Suárez Erdaire, tiene que ver con el endeudamiento que asumió el municipio de San Nicolás para realizar algunas obras innecesarias y faraónicas dejando de lado obras de infraestructura necesarias para la ciudad. La retribución por las tasas no llega al vecino. Las licitaciones son encubiertas por contrataciones directas para ocultar el precio real de las obras, y la promesa de empleo se convirtió en éstos años en una pérdida constante de los mismos.

Salud CERO. Dispensarios vaciados, ambulancias del SAME alquiladas a empresas privadas, algo prohibido por ley.

Atención al vecino CERO. Un Municipio con molinete que sin un permiso especial, nadie puede ingresar.

Impuestos municipales y tasas con un aumento del 35% en diciembre.

Las obras se paran y se detienen según conveniencia. Hay barrios que no van a tener pavimento, ni cloacas, ni gas ni alumbrado.

Ejecuciones de impuestos (embargos, VERAZ, notificaciones judiciales a cargo de quien las recibe por honorarios a abogados municipales, etc)

Boleto escolar (El Municipio no lo va a otorgar y seguirás pagando pese a qué hay una ley provincial).

Acción Social, prácticamente cero nivel de entrega de leche, ni apoyo de materiales, ni tarjeta verde; sin tarifa social, sin apoy a cooperativas e inclusión CERO.

Impunidad. Manuel Passaglia a lo largo de todos estos años desmantelo el HCD y no hay ningún organismo que lo controle; ni Defensa al Consumidor ni la Defensoría del Pueblo que han quedado desvirtuadas.

Estadio único: 200 millones de gasto y un mantenimiento mensual de 5 millones.

Predio Ferial donde los vecinos y el municipio le pagamos al Grupo Clarín absolutamente todos los gastos de la Expo. Se paga un alquiler exorbitante, y el grupo Clarin se lleva toda la ganancia y nada le queda a la ciudad como prometieron. Y como si no alcanzara, le mintieron al vecino diciéndole que las ganancias volvían a las arcas municipales para obras en la ciudad.

Autódromo con un gasto de entre 5 y 7 millones mensuales de mantenimiento sin trasparentar gestión.

Un Deuda Municipal de 4000 mil millones de pesos que tendremos que pagar los vecinos por las obras políticas que se hicieron de último momento y que van a dejar al municipio desfinanciado y perjudicando al resto de la obra pública.

La alternancia en el poder es necesaria. Junto a Cecilia Comerio y su equipo técnico, otra Gestión Municipal es posible.

Dejá tu comentario