Generales | Atención al público | Pandemia | comercios

Pandemia ¿Continuará el horario corrido en los comercios?

Los referentes presentes en el concejo deliberante no ven con agrado que el horario corrido continúe en los próximos meses y aún después de la pandemia

Pandemia, atención al público y horarios. El horario corrido, ¿llegó para quedarse?

Durante la pandemia surgieron inquietudes en la sociedad respecto de poder contemplar en la pospandemia la alternativa de un horario corrido durante los meses de frío y un horario de mañana y tarde durante los meses de calor.

La comisión de Obras y Servicios Públicos del Concejo Deliberante de San Nicolás recibió a representantes de distintas instituciones intermedias de nuestra ciudad, entre ellos referentes de bancos, comercios, Cámaras, sindicatos y empleados de comercio para analizar ventajas y desventajas de mantener la atención al público en horarios corridos o bien que el municipio contemple la posibilidad de que el horario de atención al público sea diferente en los meses de invierno y de verano.

¿Será posible un cambio de horarios en la atención al público?

De la reunión estuvieron presentes únicamente los concejales passaglistas y un sólo representante de la oposición. También participó de la reunión en representación del ejecutivo municipal, Ignacio Matteucci, que no deja de asombrar la capacidad que posee para seguir manteniendo tantos puestos municipales al mismo tiempo y en igual horario.

La pandemia declarada por el nuevo coronavirus trajo numerosos cambios en la sociedad nicoleña: el teletrabajo tomó impulso, hay que hacer largas filas para ingresar a supermercados y negocios de diferentes rubros, se incrementó la venta a través de las redes sociales, y el horario diferenciado se da únicamente en bares y restaurantes.

El beneficio del horario corrido es fundamental para el empleado de comercio que, de mantenerse, evita el gasto de viajar dos veces en el día a su trabajo. Sin embargo, la siesta es casi un horario muerto para los comercios y la pandemia vino a desterrar la siesta que, a pesar de las costumbres culturales, todos coinciden en que el cambio llegó para quedarse.

Dejá tu comentario