Barrio Savio, los vecinos al día con las tasas padecen la ausencia del estado municipal

Así cuida Passaglia al vecino. El municipio del parche.

A más de tres meses los vecinos de la calle Pavón entre Roca y Alvear, que tienen sus tasas al día, padecen una rotura en el pavimento, un hundimiento que se agranda día a día y una pérdida de agua visible que continúa erosionando y rompiendo toda una obra que pasará a la historia.

Una cuadra que tuvo por un pozo, 11 arreglos en siete meses y ya se nota el parche agrietado y fisurado producto de una pérdida de agua que el municipio no soluciona.

Todo atado con alambre, una constante del gobierno de Passaglia que hizo un pavimento amarrete sin respetar el grosor que exigía la licitación en todo el partido de San Nicolás y cuando se rompe, no lo arregla pero lo cobra.

Un sólo frentista que aún está pagando el pavimento, va a terminar pagando por ésta obra sin solución ni arreglo, nada más y nada menos que 44.000$ por un pavimento que se rompe, se raja y está mal hecho.

Los vecinos hicieron los reclamos correspondientes y aún no arreglan la cuadra. Les dicen que el reclamo ya fue derivado…

A la hora de cobrar, si se pasan un día, están en mora, y tanto el ejecutivo municipal como sus funcionarios están en mora con los vecinos, porque no dan respuesta ni soluciones. Las empresas que hicieron el pavimento no fueron controladas por el municipio.

El mismo pavimento en Pergamino y Ramallo, que los vecinos pagan 4 veces menos, el pavimento no se rompe y en San Nicolás si.

Pensemos nuestro voto. Passaglia no le regaló el pavimento a los vecinos porque lo que esconde ésta obra era la necesidad de recaudar impuestos; sin embargo cuando ellos no cumplen se lavan las manos y al vecino le siguen cobrando.

Dejá tu comentario