Generales | Barrios | Vecinos | pavimento

Barro y dos caras de la misma moneda

Barrios como Virgen del Lujan deben luchar contra 5 repavimentaciones de Avda Savio en casi diez años. Vivir en el barro, las historias que duelen

Barrios vs pavimento. Mientras 100% pavimentados los barrios no existe en San Nicolás y son barriales cuando llueve, el municipio repavimenta por quinta vez la Avda Savio. ¿Hacía falta?

La obra pública de pavimentación no llega a los barrios que viven en medio del barro y quedan aislados.

Si bien el municipio confirma la puesta en marcha de planes de pavimentación, la realidad que asoma en los barrios nicoleños dista mucho de percibir cambios y que se convierta en realidad.

Desde la secretaría de Obras Públicas, informaron que existen más de 1000 mil cuadras sin asfaltar en el Partido, asegura una encumbrada fuente municipal.

Hablar de pavimento, de calles con asfalto, va más allá de una simple comodidad que ofrece el mundo moderno; es, por el contrario, uno de los objetivos básicos en toda agenda de gestión municipal. Los vecinos que conviven con el barro, saben que les espera otra vez una nueva situación de aislamiento.

Vivir en la tierra Entre los tantos reclamos que se oyen por la falta de pavimentos, se encuentran varios barrios como Virgen del Luján. Los arreglos se terminan en los accesos y las calles de tierra siguen siendo intransitables los días de lluvia”.

“Vivir en una calle de tierra es como ser un ciudadano de segunda”, asegura un vecino. Al mismo tiempo que manifiesta “Hay días en que no podemos ni salir a trabajar por el barro que se genera”.

Los vecinos esperan. En la ciudad no se escuchan las quejas. Entre los planes oficiales no figuran los barrios de tierra, a pesar de que algunas calles de la ciudad son repavimentadas. El mismo pavimento que ya pagaron los vecinos y que demuestra la mala obra que se pagó por buena.

Si bien se afirma desde Nación que se harán cuadras de hormigón, algunas con proyectos hidráulicos, ingreso a los barrios escuelas, y centros sanitarios, lo cierto es que se privilegia repavimentar a pavimentar cuadras enteras de barrios que las necesitan. En el peor de los casos, los dispensarios no existen; están vacíos, literalmente cerrados, sin miras de ser solucionadas las carencias sanitarias que padecen los vecinos.

Ya han pasado casi nueve años de aquellas promesas con la que todos soñaban, una ciudad 100% pavimentada. Lo cierto es que muchos vecinos que no viven en el centro de la ciudad, deben lidiar y enfrentarse con las consecuencias de ser uno de los barrios sin pavimento del partido.

Algunos municipios no tienen entre sus prioridades las urgencias, y queda demostrado.

Dejá tu comentario