Cacerolazos en todo el país y marchas en San Nicolás, tierra de Cambiemos

En San Nicolás se replica el rechazo a la reforma que se votó y al saqueo que se sigue votando de espaldas a la población ya no sólo de jubilados, discapacitados, veteranos de guerra y los que perciben la asignacíón universal, escribimos, sino a las reformas que se siguen votando por éstas horas.

A los sordos políticos no les alcanza el saqueo sino no saber escuchar. Pero el pueblo comienza a entender.

GRACIAS A LA REFORMA QUE SE APROBÓ ME VOY A JUBILAR CON CASI 50 AÑOS DE APORTE, dice una empleada bancaria, de los cuales me reconocen sólo 30, Y VOY A COBRAR EN VEZ DEL 80% DE LO QUE COBRARÍA COMO ACTIVA, CASI UN 50%. UN CHISTE.
Indignada es poco”.

La reforma previsional que el Gobierno logró aprobar ayer llevará desde marzo al haber jubilatorio mínimo bruto –sin los descuentos– que cobra más de la mitad de los 6 millones de los jubilados y pensionados de $ 7.246 a $ 7.623, lo que equivale a un incremento de 377 pesos bruto, que en mano representará un alza de poco más de 322 pesos.

En tanto, la Asignación Universal por Hijo (AUH) subirá de $ 1.412 a 1.485, es decir, apenas un incremento de $73, que de bolsillo son sólo $50.

CÓMO ERA HASTA AHORA
Con la actual fórmula, en marzo de 2018 las prestaciones deberían aumentar por las variaciones de las variables –salario/recaudación– del segundo semestre de 2017, lo que da una suba mayor que la estipulada ahora por el Gobierno con el nuevo esquema. La suba hubiera sido del 12%.

Que en estos momentos se escuchen cacerolas en Caballito y Belgrano, como ya lo publican varios portales de noticias, habla de la clase media argentina rechazando las pplíticas del gbierno y Macri no los oye como pedía que oyera Cristina Kirchner.

No rompen, pero no se olvidan cuando cada familia debía ayudar a sus padres con el alquiler, comida, servicios y medicamentos y que hoy la plata ya no alcanza.

Dejá tu comentario