Política |

Cae la imagen de Maru Vidal y su discurso de transparencia y honestidad

La imagen negativa de la gobernadora subió de 36,2 (febrero) a 51,4 (actual). Las dos caras de la gobernadora.

un estudio de Analogías reveló que la gobernadora bonaerense tiene cada vez menos aprobación en su gestión.

La crisis golpea fuerte la tierra donde la gobernadora tiene los pies. La falta de transparencia, los contratistas arrepentidos que son adjudicatarios de la obra pública en los municipios bonaerense, el tema de los aportantes truchos, los vínculos con intendentes corruptos que sigue aprobando, los funcionarios no afiliados que aportaron en tiempos de campaña al PRO bonaerense, pone a la gobernadora como a sus pares a la cabeza de las cosas no transparentes y carentes de honestidad, que tanto supo pregonar en campaña.

No le alcanzó dar una imagen de niña y endeudar la provincia como nunca. No le alcanzó la imagen que vendió de honestidad y no le basta el enorme batallar contra la educación pública, la salud y el trabajo que nunca creó para la provincia.

Y sumado a ésto, lo que nadie cuenta de la familia Vidal, el hermano, la cuñada y la mamá, Susana Cascallares.
El hermanito, conocido por ultra violento que amenaza a los medios de comunicación con “desaparecerlos”, consiguió acomodar tanto a su novia como a su suegra en puestitos en el Estado. La suegra: antes de que Vidal deje la Ciudad, también encontraron un lugarcito para que Erica Plattner se sume a la nómina porteña; en el año 2015 fue nombrada por Carolina Stanley, íntima amiga de Vidal, como Psicóloga del Gobierno de la Ciudad para el Ministerio de Desarollo Social a su cargo. En la actualidad, cobra también un salario como Psicóloga Infanto-Juvenil del GCBA.

Y la frutilla del postre es la mamá de la gobernadora María Eugenia Vidal que está señalada como quien ofreciera los servicios de las mesas de dinero que habrían operado en el Banco Mayo, cuyo titular al momento de los hechos que se investigan era Rubén Beraja. Norma Cascallares en la mira, sería quién ofreció mejorar su rentabilidad a los clientes del banco, invirtiendo en la mesa de dinero del Banco Mayo.

El silencio de la gobernadora es llamativo cuando no, cómplice.

Dejá tu comentario