Carrió tildó de traidores a los intendentes oficialistas que promueven el corte de boleta

Se armó la gorda

A quien le quepa el sayo, que se lo ponga” dice un viejo proverbio surgido de lo popular. La expresión refiere a quien se puede sentir aludido, pero seguro los intendentes que no simbolizan pasarán por alto los dichos exaltados de Lilita.

La diputada nacional Elisa Carrió elevó la tensión dentro de la coalición de gobierno y acusó de «traidores» a los intendentes oficialistas que están promoviendo el corte de boleta y llamó a los bonaerenses a acompañar a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Los de Cambiemos que estén usando el corte de boleta en la provincia de Buenos Aires se llaman traidores, disparó la líder de la Coalición Cívica.

Lo llamativo es que en ese grupo se ubican algunos de los jefes comunales mas emblemáticos del macrismo como Manuel Passaglia de San Nicolás, Diego Valenzuela de Tres de Febrero, Néstor Grindetti de Lanús, Martiniano Molina de Quilmes y Julio Garro de La Plata.

“Prefiero una minoría firme y consecuente, a una mayoría volátil y oportunista que se da vuelta ante la primera dificultad”, remarcó la legisladora y evitó nombrar a quiénes además coquetean por las dudas con referentes de Fernández-Fernández y Kicillof-Magario, como se dice por lo bajo en tierras nicoleñas, respecto al diputado Santiago Passaglia, su hermano y su papá, que es quién tiene por historia más amigos peronistas que macristas.

Por cierto, Carrió no está equivocada en cuánto a los que entregan boletas cortadas, como las que hace entregar Passaglia en los barrios, y haciendo trabajar para la campaña en horas de trabajo a trabajadores municipales y también en horas de trabajo a funcionarios de Entes públicos alineados con los favores recibidos por Cambiemos y Vidal.

Dejá tu comentario