Generales | CGT | Puerto | Actividades

CGT durísima ante la situación portuaria de San Nicolás

La CGT se expresa ante la ausencia de información, las contradicciones, el cese de actividades y la falta de representación en el consorcio del gremio SUPA

La CGT ante la suspensión de actividades. Desde ayer a las 6:00 hs. se encuentran paralizadas las actividades en el Puerto de San Nicolás con motivo y ocasión de un paro decretado por el SUPA, toda vez que no han recibido la información adecuada en relación a las contradictorias versiones relacionadas con un contagio de coronavirus.

La causa de la ausencia de información cierta radica en la falta de representación de ese gremio, central y esencial en el quehacer portuario y excluido caprichosamente en la conformación del Consorcio de Gestión. El SUPA, a efectos de hacer valer sus derechos, formuló en la ciudad de La Plata una acción judicial y tiene vigente una medida cautelar notificada al Consorcio, a efectos que no tome medidas de disposición hasta la resolución de fondo.

En el día de la fecha, en el Diario El Día de la ciudad de La Plata, y Diario la Verdad de San Nicolás, el SUPA publicó una solicitada poniendo en conocimiento a la población en general sobre las irregularidades en la conformación del Consorcio creado por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal y que, a la fecha, luego de ocho meses de gobierno, se mantiene en su conformación, sin representación adecuada del quehacer portuario.

Esta solicitada se intentó publicar en el único diario de circulación local con resultado infructuoso por decisión de las autoridades del diario.

CGT y el Puerto. La suspensión de actividades portuarias decretada por el Consorcio de Gestión del Puerto de San Nicolás y la autoridad sanitaria local, no solamente en el Puerto, sino en Profertil y AES Argentina S.A., decretando el cese de la actividad con motivo de la existencia de un COVID-19, haciendo caso omiso a los protocolos establecidos para continuar con las tareas evitando contagios, razón de ser de los mismos, ha sido un abuso de autoridad que paraliza las actividades de los trabajadores que representamos, que se ven impedidos de cumplir su tarea y por ende, de cobrar sus haberes por el capricho de turno. Esta organización gremial bajo ningún concepto quiere poner en riesgo la salud de los trabajadores, por ello es una de las pioneras en la elaboración de los protocolos en las empresas, pero si se cumplen las mismas, aislando a los contactos estrechos, hisopando a los trabajadores en tiempo oportuno, no existe ningún motivo para paralizar las actividades en forma general.

Ahora bien, la falta de representación real de los trabajadores del sector en el Consorcio de Gestión es la determinante de la falta del deber de información y la causa del paro de actividades que el elevado criterio del actual gobernador y el Ministro de Producción deberá arbitrar los medios para resolver, toda vez que nosotros como entidades democráticas y electivas respetamos a rajatablas la voluntad del acto electivo y el Puerto de San Nicolás es una jurisdicción provincial y en consecuencia, las autoridades del Consorcio de Gestión deben estar en sintonía con la administración provincial y, al ser un Consorcio creado para que se tomen decisiones por los representantes del quehacer portuario, deberá ser representada por el SUPA, por la CGT, por COMIRSA –parque industrial más importante de la zona norte de la provincia- y por las Cámaras empresarias del sector y no deberán depender del antojo de un actitud desviada de la autoridades municipales locales, avaladas por la ex gobernadora”.

CGT Regional San Nicolás-Ramallo

Foto: Consejo Portuario Argentino

Dejá tu comentario