Comunicado de UOM a los trabajadores y la opinión pública

Al día de la fecha y habiendo transcurrido más de tres meses y medio del 1° de abril a la fecha en donde se inició la discusión paritaria anual nos encontramos con la siguiente situación:

La Rama 17, que abarca a todos los establecimientos de la Seccional San Nicolás fue resuelta oportunamente y el convenio acordado ya cumplió su primer tramo (abril-mayo-junio) y ha entrado en vigencia el segundo tramo a partir del 1° de Julio. El primer tramo consistió en un 17% y 6 pagos de pesos dos mil ($ 2.000) como resarcimiento parcial de la pérdida del poder adquisitivo ante la inflación del período 1° de Abril 2018- 31 de Marzo 2019. En octubre se pactó un incremento del 5% y en noviembre una cláusula de revisión. Independientemente de ello, el incremento se eleva al 1° de Enero, más allá de lo que pudiera revisarse en Noviembre, a 36% porque se salarizan los pesos doce mil ($ 12.000) y por ende esa es la base teórica de cálculo mínimo para discutir el período 1° de Abril 2020 en adelante. Se reitera que la salvaguarda de la cláusula de revisión, obviamente podría (de ponerse de acuerdo las partes), modificarse en función que la inflación superase como se prevé, lo acordado.

A la fecha y tras innumerables y agotadoras audiencias en el Ministerio de Trabajo y vencidos todos los plazos conciliatorios legales y extra legales, la rama 21 siderúrgica del convenio metalúrgico, no se ha podido cerrar en los tiempos lógicos que habitualmente, año tras año, se fijan para las negociaciones. Todos los plazos habidos y por haber están más que vencidos y la erosión inflacionaria ha hecho estragos en los salarios de las y los trabajadores de las empresas siderúrgicas (personal directo y personal contratista), degradando en forma extrema el nivel de vida, toda vez que los salarios no cubren, sobre todo en las categorías más bajas, ni 15 días de los gastos mensuales.

BLANCO SOBRE NEGRO

Al día de hoy se supervive con los salarios del mes de marzo y el único paliativo fue un adelanto concedido sobre los básicos al personal propio y contratado, el nivel de pérdida de poder adquisitivo ha sido tal que muchos compañeros han dejado de pagar alquileres, yéndose a vivir con familiares, o arreglándose de las formas más diversas; en el tema adelantos de sueldo la inmensa mayoría tiene sacados a cuenta en las propias empresas y ni hablar del tema tarjetas que están al rojo vivo, ya que con las tasas bancarias actuales, las tasas de interés en el caso de las tarjetas son mucho mayores que en el caso de las tasas bancarias. Y podríamos hablar de muchos ítems más relacionados con los alimentos, la salud (compra de medicamentos), gastos escolares inafrontables etc., etc., etc.

RAZONES DEL CONFLICTO Y POR QUE NO SE RESUELVE

Las discusiones aparecieron, cuando comenzó la negociación salarial de la rama 21 que discute con la Cámara Argentina del Acero, que generalmente, firma casi en simultaneo con ADIMRA (Rama 17 y otras).Ya que desde septiembre de 2018, el Estado Nacional creo un impuesto de tres pesos por cada dólar, que se exporta en el sector industrial y suprimió el reembolso a las exportaciones.

En el caso de la actividad siderúrgica y sobre todo para las empresas que es más lo que exportan que lo que venden al alicaído mercado interno , el impacto implico , según los empresarios, un fuerte golpe a la competitividad. Esto afecta de manera distinta a cada empresa siderúrgica, por cuanto algunas exportan más de dos tercios de lo que producen y otras por los bajos precios del acero en el mercado internacional más las prácticas de dumping que ha implicado que la siderurgia Argentina alegue que si no le resuelve el Estado esta situación, en el corto plazo podrían aumentar las pérdidas de competitividad, preanunciándonos más caída en el empleo de la que ya venimos sufriendo.- Siderar es la que menos exporta.

Sin perjuicio de ello, y aspirando a ganar mercados regionales a futuro, también hace causa común para sacarse estos gravámenes de encima. Por ello y otro sinnúmero de razones (sube el costo del mineral, servicios, alta carga impositiva, etc.) aduce que no va aplicar los aumentos sobre los salarios conformados (básicos más adicionales de empresas), rechaza pagar los dos mil pesos ( por lo menos hasta ahora ), quiere otra cadencia de pagos diferente a la rama 17, y nos ha hecho transpirar con su equipo negociador , respecto de la cláusula de revisión obtenida en la rama 17.

El Secretariado Nacional vía el compañero Calo, obtuvo una entrevista con el Ministro de Producción Dante Sica a la que asistieron toda la Cámara Argentina del Acero con la presencia del Presidente de Siderar, de Acindar, y de Siderca, y los Secretarios Generales, miembros del Secretariado General, que tienen en sus respectivas seccionales empresas siderúrgicas. En la misma el Ministro pidió unos 20 días para resolver en función de la documentación técnica que aportasen las empresas. En eso están todavía. Y en el mientras tanto nosotros, los paritarios gremiales estamos empantanados y sin solución a la vista. y con un interrogante mayúsculo: Que pasa si las necesidades fiscales del Gobierno impiden una resolución favorable.

No somos optimistas ni pesimistas. Simplemente nuestros tiempos están agotados y la paciencia de nuestros compañeros también lo están, la acuciante situación económica que se vive colma toda paciencia. Por otro lado, la Empresa nos ha puesto como Sindicato en una situación nunca vista en el ámbito de la discusión salarial. Tampoco somos tan tontos como para no calcular cuánto nos representa un día de paro, más el premio de presentismo, versus un magro aumento que no cubre las pérdidas que más tarde o temprano afrontaremos indefectiblemente, si vamos al (*) quilombo. No es un dilema menor ir a la pelea, pero cuando la familia trabajadora, sobre todo la Industrial, en todos sus rubros, está siendo liquidada vía la extinción diaria, las Pymes, automotrices, línea blanca, etc., etc., a las que proveemos.

Pero pese al industricidio, las Pymes que firmaron a regañadientes, el aumento de la rama 17, hoy están pagando con sus escasos recursos y escuálido mercado, lo pactado. La pregunta es que, si los chicos (Pymes, talleres, etc) pueden hacer el esfuerzo, porque las grandes (siderúrgicas multinacionales) nos niegan un acuerdo y nos ponen en una situación de confrontación absolutamente perjudicial para lo mejor que tiene cualquier empresa: su capital humano. Sucedáneamente el impacto sobre las Obras Sociales OSAP, OSAMVC Y OSUOMRA nos está provocando un desfinanciamiento muy complicado dado el altísimo costo de brindar salud. Por último, algunas empresas han deslizado que, si el Sindicato no acepta nuevos adelantos, podría llegar a darlos en forma unilateral.

Esto no solo constituye una práctica desleal y que rompe con una cultura negocial de muchos años, si no que tiene un efecto adverso. Porque el trabajador (por necesidad) lo va tomar del cajero, pero ni bien (eso lo va a hacer muy rápido), se lo gaste para cubrir sus necesidades más urgentes y más básicas, buscará con su tradicional sentido de pertenencia a la Organización Sindical y le dirá a su Delegado que quiere la plata que como es norma y costumbre viene año tras año obteniendo de la negociación salarial. Negociación que nunca conforma a nadie, porque la Empresa siempre alega que está dando más de lo que corresponde (aunque la mayoría de las veces por debajo del impuesto más infame que existe: LA INFLACION), y el trabajador recibiendo menos de lo que necesita para vivir dignamente. Un maldito juego de suma cero.

No hay que confundir la infinita paciencia desplegada en esta negociación por el Sindicato y sus representados a través de sus paritarios. Paritarios que no son insensibles, al descalabro económico que sufren los afiliados/as. Ello porque esta negociación salarial 2019 no tiene antecedente alguno en el seno de la UOM. Por su extensión en el tiempo, y otro sinnúmero de razones que aparecen y desaparecen en la mesa de discusión de las comisiones salariales de las diferentes plantas. Como es el caso de los $ 12.000 no remunerativos que por momentos está y en otros se desvanece.

Por todo ello, consideramos estar en libertad de acción y poder, en función de ello, accionar en consecuencia.

Dejá tu comentario