Opinión | Coronavirus | reuniones | Rojo

Coronavirus. Al menos 12 contagiados por una fiesta en Rojo

En la Delegación del partido de San Nicolas, una fiesta dejó un saldo de 12 contagiados de coronavirus, aseguran, que participaron de la comida

Coronavirus y fiestas clandestinas. Haciendo caso omiso a las normas contra el coronavirus, más de sesenta personas fueron invitadas a una fiesta donde no faltaron chorizos, ensalada rusa, pollo y un ex concejal que animó la reunión cantando, según relataron a Diario la verdad, vecinos preocupados de la delegación de Rojo.

Una fiesta y un encuentro que puede aún tener consecuencias graves en el aspecto sanitario debido al constante aumento de casos de coronavirus en la ciudad.

En la provincia, una de las indicaciones para frenar los contagios es jústamente este tipo de reuniones multitudinarias a la que asisten quizás asintomáticos que igual contagian.

Medio Rojo está aislado, nos cuentan, y también afirman que el intendente está enterado y que habría expresado, acá no se testea a nadie. Nadie va al hospital a hacerse hisopados; se guardan y listo.

Crece la preocupación, crecen las reuniones y ésto puede volverse un desastre. Fiestas clandestinas y reuniones sociales fueron denunciadas sin que el teléfono municipal responda. Una de ellas con más de 60 invitados en Rojo, violando el decreto presidencial que las prohíbe para evitar contagios por coronavirus.

Mientras la ciudad cuenta con 9 fallecimientos y más de diez contagios diarios, las autoridades municipales invitan a reuniones de las llamadas clandestinas. La irresponsabilidad puede costarle caro a los Rojenses y no solo a Rojo y sus familias, sino que ésta historia se repite en otras delegaciones y barrios, como es el caso de Villa Riccio, Villa Campi y La Emilia, asegura más de un vecino, que dice que en su manzana hay más de cuatro familias contagiadas que se mueven por el barrio sin guardar cuarentena y sin control.

No hay testeos, no existe un programa para detectar casos, y San Nicolás demuestra no sólo la falta de idoneidad e indiferencia municipal, sino que muchas veces esas reuniones, aseguran, iba el intendente del que durante muchos días no se supo nada.

La policía no acude por orden municipal, los delivery para reuniones amplias no cesa y así la ola de contagios continúa creciendo ante la vista de las autoridades sanitarias que intentan tapar todo.

Eso si, el ex concejal y protegido municipal Sergio Gimenez cantó y tocó la guitarra en plena algarabía de vino, pollo y ensalada, total nadie se iba a enterar. Sin embargo todo se sabe; a plena luz y chupi, algunos tienen suerte y "permiso" y las consecuencias las pagan las familias de una Delegación que no asistió a la fiesta.

Dejá tu comentario