Política |

"Cuidar" el tesoro público, la consigna de kicillof

La Emergencia Económica en la provincia de Buenos Aires

Kicillof mandó a sus ministros a explicar las emergencias y espera tener la sanción en el día de hoy.

Axel Kicillof presentó su mega-proyecto de cuatro emergencias y abrió una ventana de negociaciones permanentes. En ese marco, una comitiva de cinco ministros expuso hoy la propuesta ante diputados y senadores del oficialismo y de la oposición. Al término del encuentro, los funcionarios se mostraron dispuestos a hacer modificaciones a las iniciativas.

Los legisladores de Cambiemos no salieron tan entusiasmados aunque hubo intercambio y preguntas y respuestas. “Lo más importante es garantizar las instituciones de la democracia en la Provincia de Buenos Aires”, consideró la diputada Sandra Paris.

Kicillof le dio un mandato claro a sus interlocutores con el poder Legislativo: sin emergencia que le permita al Estado renegociar los compromisos que vencen en enero, el resto de los acuerdos con la oposición, enfocado en los cargos en disputa, no tendría sentido.

Es una cuestión de prioridades, y tiempos. La Gobernación necesita que le allanen el camino para renegociar la deuda y es un principio de gestión que Kicillof no quiere ceder. La diferencia, explican cerca del mandatario, es bastante contundente: la Provincia tiene que equilibrar las cuentas para hacer funcionar la economía con serias dificultades de liquidez. Los lugares en disputa, pueden esperar.

En el Ejecutivo se muestran esperanzados en que haya por parte de los opositores un compromiso con “cuidar” el tesoro público. Los números son la llave. Y entre los números, las obligaciones que vencen el mes próximo. Una de las versiones que se regó desde la Legislatura es que mañana intentarían avanzar en la discusión de los proyectos que remitió el Ejecutivo, pero desde la oposición no descartaban una demora de una semana, para después de navidad. Ese es, justamente, el punto de mayor fricción tras las últimas charlas: para Kicillof no es lo mismo.

Un punto significativo. Una cosa es sentarte a renegociar con la autorización para renegociar la deuda y otra, bien distinta, tener que decirles que “hay compromiso” de que saldrá la próxima semana.

Dejá tu comentario