Política |

Cumplir en San Nicolás y en la Segunda sección electoral

En octubre los argentinos votaremos concejales, diputados, senadores, pero no gobernadores ni presidentes. En San Nicolás muchas personas no se sienten representadas y ni siquiera animadas para ir a votar. Pero un concejo deliberante más equilibrado depende de nuestro voto. Cuando las promesas no se cumplieron, es hora de que los nicoleños pensemos qué ciudad queremos y esa es la razón del voto.

En medio de una polarización exacerbada, aparece Cumplir; una apuesta política distinta a la uniformidad de las recetas conocidas que proponen otros.

El país se está dividiendo; la ciudad se está dividiendo no por los valores que puedan tener en común, sino por un odio común contra algún otro grupo; no por elección, sino por terror y pareciera por éstos días, que todos estamos condicionados a votar al menos malo, acentuando una polarización, de la que se puede zafar, dicen los más entusiastas.

La ciudad que queremos, debe estar llena de buenos deseos, no se trata de seguir narrando el infortunio, se trata de crear un nuevo deseo en la sociedad.

6000 votos en blanco en la ciudad, y otros tantos indecisos son las variables a tener en cuenta por todos. Podríamos decir, que esos votos son de descreídos, de desconfiados, de los que no quieren elegir al menos malo. Muchos sin un nuevo deseo y quizás ese sea el desafío para los que mejor interpreten esa realidad. Muchos políticos no se han dado cuenta que hay situaciones de ética política, que le han hecho mucho daño a la gente. El daño se produjo sobre las creencias y la pérdida de la confianza.

Pero tu voto vale y si no querés polarizar tu voto, hay otras opciones.
Acá hay otra opción para la ciudad y se llama Cumplir y te iremos contando qué representa cada uno y a qué aspiran para tener un nuevo sueño en la ciudad.

Dejá tu comentario