Política |

El Banco Provincia no puede financiar el rojo que deja Vidal

La soga al cuello que nos deja Vidal

El Banco Provincia está “al límite” y no puede financiar el déficit que deja María Eugenia Vidal. El rojo del Banco Provincia, la principal preocupación de Kicillof.

La preocupación mas grande entre los economistas que comandan el traspaso y la transición con la gobernadora son los faltantes que hay por las promociones en los supermercados y el déficit para pagar la caja de los jubilados, dos desembolsos que evaporaron de las arcas del banco en casi 17.000 millones de pesos.

Fuentes consultadas aseguran que los riesgos a futuro son muchos y variados. Pero ninguno es tan grave como la situación financiera del Tesoro bonaerense, también al límite.

Federico Salvai, el Jefe de Gabinete provincial de Vidal, admitió que faltan unos 70 mil millones de pesos para cerrar en equilibrio y que si las gestiones de Mauricio Macri de cederles 20 mil millones, no dan resultados, se financiaría, de acuerdo a los planes de la Gobernación, con créditos del Banco Provincia y del Banco Nación.

El rojo se agranda a partir de los miles millones del déficit de la caja de jubilaciones que se transfirieron al Banco, y que en La Bancaria y en el Directorio calculan entre 8.500 y 9 mil millones de pesos, o los 17 mil créditos UVA que otorgó y que implican un alto riesgo para la entidad si se cambia la letra chica de los contratos, como piden sus beneficiarios, que los consideran una estafa. Ese escenario se combina con el crecimiento exponencial de la morosidad de clientes de tarjetas de crédito y de créditos personales, que son una postal de cómo la crisis económica golpea al bolsillo de las familias bonaerenses.

En ese sentido en el equipo de Kicillof existe preocupación por otras medidas de Vidal que ponen en jaque las cuentas del Banco Provincia. Por ejemplo, los 5.600 mil millones que significan haber financiado los "súper miércoles de descuentos" en 2019, el caballito de batalla con el que Vidal afrontó la crisis económica durante las campañas electorales de 2017 y la de este año.

Quienes siguen de cerca la evolución de los números anticipan un déficit de caja de más de 7 mil millones de pesos. Y se preguntan de dónde sacará Vidal los 20 mil millones que necesita para aliviar el rojo fiscal.

Hace falta no perder la memoria para saber quién destruyó reservas y puso en jaque las cuentas provinciales y nacionales. Los que dejan en crisis extrema a los bonaerenses quieren liderar una oposición como si fueran los inocentes de la provincia.

Dejá tu comentario