El ejecutivo de San Nicolás, el Movimiento Evita y las casas prometidas

Son conocidos los vínculos estrechos que mantiene el Movimiento Evita y la familia al mando del ejecutivo municipal de la ciudad de San Nicolás.

No sólo son flirteos y los favores se devuelven. Días pasados Manuel Passaglia se reunió con el Movimiento Evita para sellar los vueltos de la campaña, -algo que ya habíamos anticipado desde éste medio- con la promesa de la construcción de 5 casa para ellos, los del Movimiento Evita, y así las cuentas se van poniendo al día. Sin embargo y como sucedió con el sindicato de trabajadores municipales, las casas serán para los dirigentes y nunca para los más necesitados, aunque por la pauta saldrán a desmentirlo en la radio que le regalaron a un medio.

Los más cercanos a la conducción saben que cada uno de ellos a diferencia del resto, perciben $4500 mensuales contra 2200 que cobra cada integrante de las organizaciones sociales y no se sabe cómo es el manejo de los dineros públicos, pero esos 4500 alcanzan para que obedezcan cuando Don Ismael les ordena hacer un piquete o tomar el CIC (centro integrador comunitario) del PRO.

Ahora que Vera aparece como desplazado por la militancia y su lugar lo ocupa un tal Damian, sabemos como refiere el saber popular, cambia el collar, pero el perro es el mismo.

Mientras la dirigencia a nivel nacional sostenía que no se fueron del Kirchnerismo, militantes del Movimiento Evita y del campo popular llamaron traidor al acuerdo con Randazzo. Pero éstas son cosas del peronismo. Lo cierto es que el movimiento Evita de San Nicolas es muy Passaglia y ya no es una cuestión de peronismo o Kirchnerismo; es una cuestión de acuerdos, dicen, para justificar que repartieron boletas de Passaglia-Cambiemos en San Nicolás, acompañando a los Passaglia y así recibir beneficios sin importar la forma, pero se cuestiona el fondo.

Legarreta y Omar Vera, siguen moviendo los hilos desde la oscuridad con Cambiemos para que nunca auditen su crecimiento patrimonial, algo que es vox populi.

Dejá tu comentario