Política |

El ingeniero Luis Blotta alertó, va a volver a llover intensamente y la Emilia está condenada

El ing Blotta estuvo en San Nicolás invitado por Fomea. No llamó la atención la ausencia de funcionarios porque la soberbia que caracteriza a ésta gestión es innegable. Recordemos cuando se le advirtió al entonces intendente Ismael Passaglia que se acercaba una gran tormenta e ignoró éste aviso y todos los alertas y partes meteorológicos que se anunciaban.

Tampoco llamó la atención la ausencia de muchos inundados, quizás advertidos o porque ya olvidaron. Como ex inundado, así se nombra Luis, después de una inundación, mantenemos una bronca enorme y esperamos que las cosas se arreglen mágicamente, pero sabemos que no es así.

La obra de Pergamino no va a beneficiar a La Emilia, hablamos de cosas distintas. Algo que se encargó muy bien de explicar el ingeniero.

El problema de La Emilia es que tiene un arroyo y lo que debe hacerse técnicamente es quitar el arroyo de la presencia de esa localidad. Para evitar anegamientos y la intensidad de agua que corre a lo largo de 120kkm, hay que expropiar tierras de dos provincias y hacer obras.

Ante tanto runrun del periodismo y de los políticos, como los gobernadores Vidal y Lifschitz, en enero de 2017, y despues de febrero del mismo año por el intendente de San Nicolás, afirmando que jamás antes sus provincias y sus ciudadades han tenido semejantes vendavales y tormentas severas; viene muy bien repasar la Pericia Hidráulica sobre el río Salado del Norte y la ciudad de Santa Fe, de 2003.
Pero las tormentas se repetirán sin dudas.

Agracemos la presencia de Luis Blotta, el conocimiento expuesto de manera clara, sencillo y sensible por momentos al referirse a qué él fue ex inundado e hizo hincapié en la falta de comunicación de éstos fenómenos en las escuelas, en los barrios, en las distintas localidades sobre cuestiones ambientales y la negación de muchos ante un problema que se repetirá.

Las grandes tormentas son cíclicas y el estado una vez mas no tendrá respuestas para las familias que pierden todo. El silencio de los medios nicoleños sobreavisa el poco interés sobre el tema, pero es el “gran tema” con el que después llenan sus tapas y las redes, pero no vinieron a escuchar para saber, porque no aumentan como el río su caudal de conocimientos y su afán investigativo.

Los medios no podemos faltar cuando hay catástrofes, pero para ayudar, para estar, para contactar familias e ir informando el desarrollo de cualquier catástrofe.

Hay también mucho para destacar y agradecer a Fomea, con Edgar Panigatti, una ong comprometida con las cuestiones ambientales y el asesoramiento legal que acercan a los más necesitados y desoídos, y lo demuestran poniéndose al frente de denuncias y reclamos, más acá y más allá de las fronteras de San Nicolás.

San Nicolás niega, La Emilia niega, los vecinos callan; los políticos, concejales y candidatos también callan, menos Jorgelina Glorio que no cesa en denunciar la ausencia del estado municipal y estuvo presente.

Pero lo más graves es que los que no estuvieron faltaron a la inmensa oportunidad que tuvieron de saber.

Dejá tu comentario