El intendente que posó donando sangre y le dio la espalda a la familia de Daiana

Manuel Passaglia, indigna

Mientras las calles se mostraban de luto y un dolor colectivo estremecía a todo San Nicolas, el intendente avalaba con su silencio un femicidio en su ciudad. Incapaz de solidarizarse, incapaz de mostrar afecto, el intendente electo de la ciudad, prefiere sacarse fotos alegre para el hospital que también está de luto. Una paradoja que merece repudio. Indiferente para solidarizarse y dar la cara frente a una muerte cruel. Pero claro, no son sus hijos, es sólo una profesional de la salud; qué ironía.

El intendente electo pasó a donar sangre sonriendo y divirtiéndose para el servicio de hemoterapia del hospital que maneja su papá, pero su silencio ante el femicidio de Daiana, una enfermera del mismo hospital, ya tiene condena social.

El sábado pasado se llevó a cabo la primera colecta externa de sangre organizada por el servicio de Hemoterapia del Hospital San Felipe, acompañados por la Cooperadora del mismo y la Cruz Roja.

Vale decir que tampoco el hospital ni la cooperadora del mismo emitieron algún comunicado por el triste femicidio de una de sus profesionales de la salud.

Dejá tu comentario