El juez federal Ballesteros que ostenta mayor riqueza declarada, renunció

Los jueces no pagan ganancias y tampoco informan cómo llegan a convertirse en millonarios. El caso Ballestero, la juez Servini de Cubría y Canicoba Corral.

Los magistrados con despacho en Comodoro Py declararon, en promedio, $ 4 millones de patrimonio en 2016.

Casas informadas a valores fiscales, precios de autos, camionetas y yates por debajo de los precios de mercado y otras inconsistencias -todas legales- forman parte de la información presentada ante el Consejo de la Magistratura.

Jorge Ballestero, es el juez federal porteño con mayor patrimonio: informó bienes por $ 12,1 millones, según consta en su declaración jurada presentada ante el Consejo.

Su patrimonio se triplicó con respecto a lo declarado en 2015. Desde su entorno explicaron que el motivo de su incremento fue la venta de su una propiedad en el Club Mayling de Pilar. La casa de 230 m2, que había sido declarada en 2015 con un valor fiscal de $1.669.000, fue vendida por medio millón de dólares.
El juez declaró esa cifra entre sus depósitos bancarios. “Fue una operación totalmente lícita. Está todo en el banco y declarado”, remarcaron desde el entorno del magistrado.

Ballestero, que lleva 40 años como empleado del Poder Judicial, asumió en 2008 como camarista federal. Después de rechazar la denuncia del fiscal Alberto Nisman (junto a Freiler y Eduardo Farah), Ballestero vivió una situación incómoda en el Mayling de Pilar cuando un grupo de socios lo increpó públicamente en el restaurante del club.

El camarista también declaró la mitad de un departamento de 190 m2 sobre la avenida Figueroa Alcorta con un valor fiscal de $ 900.000, una cifra también por debajo de los números de mercado. Sus vehículos son una camioneta Jeep 2011 y una moto. Su sueldo promedio como juez es de $ 172.000 por mes.

María Romilda Servini, la magistrada con más antigüedad en el Poder Judicial entre los jueces federales porteños, declaró bienes por $ 5,6 millones. Informó cuatro departamentos (tres en la Capital y uno en Mar del Plata), pero ninguno fue cotizado en más de $ 100.000. Compró el año pasado un Peugeot 308 y un 208, y también declaró una lancha con motor.

Otra casa polémica
Rodolfo Canicoba Corral está entre los jueces que menos patrimonio declararon. Sus bienes suman, en total, $ 1,7 millones, aunque su nivel de vida -según se desprende de algunos datos de su declaración jurada- parece más elevado.
El magistrado informó una casa de 1200 m2 en una zona residencial de Vicente López, con una valuación de $ 485.000, una cotización por debajo del valor de la propiedad.

Canicoba Corral detalló que sólo le corresponde el 20% de la propiedad, que fue adquirida en 2010 con fondos obtenidos a través de un préstamo hipotecario. El programa Periodismo para todos aseguró en 2012 que la casa del juez que se levanta sobre la calle Monasterio está cotizada en un millón de dólares.

El juez declaró, además, un terreno de 1200 m2 en Rocha, Uruguay, que valuó en $ 60.000 y un Audi A4 2012 por $ 93.700. Su sueldo mensual promedio durante 2016 fue de $ 141.000.

Canicoba Corral fue denunciado por haber recibido supuestos sobornos vinculados al sindicalista Omar “Caballo” Suárez, a quien encarceló en 2016. Pero su par Claudio Bonadio lo sobreseyó dos meses después, sin pedir ninguna de las medidas de prueba solicitadas por el fiscal Jorge Di Lello para investigar el patrimonio de Canicoba Corral.

Dejá tu comentario