Política |

El negocio de las becas deportivas de Manuel

Los menores y su uso para hacer política

El municipio de San Nicolás utiliza a menores para hacer política y lo que trae aparejado son los riesgos de una sociedad que es gobernada por el dinero y el poder concentrado.

Los intereses que representan el dinero y el poder terminan en éste caso, en una campaña visible de la farandulización de los menores.

La excusa de difundir y demostrar que los niños sin posibilidades pueden a través de "becas" realizar sus sueños, se terminan cuando nunca podrán asociarse a los clubes donde asisten a practicar, una vez que la beca concluya.

La utilización de los dineros públicos y menores sin consentimiento de los padres para hacer política partidista, es un recurso eficiente casi siempre; pero no deja de ser una lamentable modalidad propagandística

El municipio PRO de San Nicolás difunde un video donde hablan los niños que reciben becas; becas a posibles talentos locales; sin embargo el mismo municipio nunca los apoya cuando de competencias fuera de la ciudad se trata. Ni siquiera cubre gastos de viaje pero realiza fiestas rimbombantes de miles de pesos para los suyos.

La vieja política siempre apeló a la utilización de los menos favorecidos y a la oportunidad que se les da a los que menos tienen en época de campañas electorales.

Becas, incentivos que son sólo maquillaje de oportunidades cuando son sólo utilizadas como cierre de campañas.

Cualquiera podría asegurar sin temor a equivocarse que los niños utilizados para la campaña de Manuel Passaglia no saben lo que les están haciendo hacer. Ni quiénes son los adultos que los hicieron posar. Ni qué representan. Apenas unos minutos y de manera circunstancial, el municipio muestra que aporta igualdad; pero estos menores beneficiados con becas, viven toda su vida de otro modo.

Se trata de menores y no de becas. Las becas en algunos municipios actúa como un medio de oportunidades válidas y valiosas; pero todos sabemos que en San Nicolás luego no los apoya nadie, cuando de representar a la ciudad fuera de ella, se trata. Y existen muchos ejemplos que son de público conocimiento. Algunos son beneficiados si pertenecen a un club al que se desviaron partidas para ayuda; pero a los que menos oportunidades tienen, no los alcanza ni la vianda, ni el transporte ni el alojamiento.

Dejá tu comentario