Política |

El polideportivo de barrio Garetto: los rumores de un nuevo negocio en San Nicolás

La concentración de poder económico parece imparable en San Nicolás. Es posible gracias a la conjunción del poder político y económico en nuestra ciudad.
El polideportivo “Cayetano Cavalli” de barrio Garetto es un compromiso para elevar la calidad de vida de los nicoleños afirmaba en el 2016 Ismael Passaglia. Sólo dos años fueron necesarios para convertirlo en otro bastión indiscutible de negocio.

Existen dos versiones para los vecinos y los papás que llevan a sus hijos a ese lugar: El municipio lo habría cedido al club Regattas o bien tiene intenciones de realizar un proyecto inmobiliario millonario.

En los últimos años hemos visto como ha crecido la ambición de los que están a cargo del municipio y de las grandes empresas que obtienen la obra pública en la ciudad. La formidable concentración de poder económico del cartel de empresas de la obra pública junto al municipio de San Nicolas es una condición existente en la actualidad. Lo que queda claro es que la concentración de poder en mano de una persona lo vuelve omnipotente y predispone al abuso de poder y a las ambiciones desmedidas. Ceder o vender un polideportivo recuperado al club Regattas es algo que le pone fin a las actividades públicas en éste verano de 2019 que se afirma, será el último.

Sin irnos del tema, éste espacio del polideportivo que los ojos del poder hace rato mira con deseo, es lo mismo que pasó con el balneario o la sede social del club 12 de octubre de calle Mitre que ya casi es un hecho el mega proyecto inmobiliario que Don Ismael pretende realizar.

Ya no queda nada, afirman muchos por lo bajo.
Para el caso, el municipio no puede expropiar cada lugar que se le antoja

Las ambiciones del poder político local no ceden, van desde las tierras, hasta al puerto, y hasta el porcentaje de la recaudación que aseguran, la empresa de transporte público local le reparte a la familia Passaglia de Cambiemos en San Nicolás. Los vecinos queremos saber, porque ese es el motivo del aumento del boleto de colectivo y no la falta de subsidios.

Tampoco es factible al periodismo conocer las cifras en negro que se manejan por los sobreprecios y de ahí la gran prebenda millonaria que se reparte, pero es algo que le es obligatorio al poder judicial investigar, cruzando datos, números, y crecimientos patrimoniales de todos.

Dejá tu comentario