El “señor” de las multas, no tiene facultades para obligar a donar en dinero

El “señor” de las multas estaciona donde quiere porque es el juez de faltas de San Nicolas. Quién nos multa, y clausura no respeta la ley.

Cuesta imaginar un futuro cercano, en San Nicolás, donde empecemos a respetarnos y hacer las cosas “bien” si el ejemplo no comienza arriba.

Un sistema de control y el temor a una onerosa y eventual multa podrían bien “enderezarnos” de una vez por todas; pero si los encargados de controlarnos, sancionarnos, obligarnos a donar y hasta regalarnos un sermón, son los que transgreden las normas, estamos y estaremos fritos…

La doble multa que cobra nuestro servidor Brignoli es una atribución que éste joven se arroga para cobrar doble sanción pecuniaria y ésta pena pecuniaria es la denominación de la sanción que consiste en el pago de una multa al Estado como castigo por haber cometido un delito.

Es importante saber que un juez de faltas municipal es un juzgado que no pertenece a la justicia ordinaria, y no está facultado para obligar a cobrar doble multa sin autorización del concejo deliberante local ni el tribunal de cuentas provincial.

El Dr. Brignoli en el marco del programa de compensación de infracciones, sancionó según el blog El informante, con una multa a una joven y la obligó a realizar una donación de $ 3000 de leche Vital 1 a favor del Hogar El Amanecer. Sin embargo, ¿esa donación quién la factura?

En otra nota del mismo blog refieren que el Dr. Martín Brignoli, juez de faltas sancionó a una madre infractora con una multa y el cargo adicional de realizar una donación de $ 5000 a favor del roperito de la Guardia Pediátrica del Hospital San Felipe. La pregunta sería, ésta doble imposición a nombre de quién se hace y cómo se asienta?

Un juez de faltas según refiere la página municipal, está facultado para aplicar: inhabilitaciones, clausuras, trabajos comunitarios, arresto y la pena de multa que obliga a los contraventores. Nada dice de la doble multa que aplica para salir en los diarios como un benefactor.

Finalmente hasta el día de hoy no pagó la multa realizada ni donó para ninguna institución benéfica. Sr Brignoli Usted le debe al Estado Provincial, más de una explicación.

Dejá tu comentario