El Sheriff

El secuestrador de muñecos en San Nicolás de Passaglia

Hace tiempo ya y en ocasión de una muestra artística de los alumnos de la Escuela de Arte de San Nicolás, un tal Ocaris, capanga con credenciales, secuestró los muñecos de la muestra y los llevó al corralón municipal.

El sheriff...

En nuestra ciudad tenemos una escuela provincial de Arte, en un hermoso edificio “puesto en valor” recientemente y con una calidad en cuanto a docentes y alumnos sumamente admirable, inquietos, insolentes… distintos… básicamente… artistas…

También tenemos muchos eventos artísticos impulsados por la municipalidad como un concurso de murales, cuyas obras se pueden votar en una página de Facebook de la municipalidad en donde hay ciudadanos bloqueados… tenemos eventos musicales que se llevan a cabo bajo la atenta mirada del gobierno local, para cuidar que no se diga nada “que no corresponda”, y lo que definitivamente NO tenemos es la libertad de expresarnos sin el visto bueno del municipio.

En medio de un momento histórico en el cual los debates sociales se dan en algo parecido a la armonía, en donde por primera vez estamos demostrando algunos atisbos de evolución, y vamos tolerando un poco más al que piensa distinto, al que hace algo distinto, aquí se encargan de desarmar las obras de arte, las intervenciones urbanas que quieren demostrar mediante el arte una realidad que nos supera, que es evidente, pero tratamos de encerrarla en los barrios o de que suceda de noche… a la vista de pocos... los chicos revolviendo la basura son parte de nuestra realidad, pero como es una realidad nocturna y suburbana, casi no se ve, por lo tanto, mostrarla mediante una intervención artística de este porte a la luz del día, cuando mejor se ve, paradójicamente está muy mal vista.

Es tan triste esta suerte de justicia de Condado, que obviamente necesita del brazo torpe de la ley para actuar, y recurren a la policía local para custodiar a los esbirros genuflexos que se consideran en el poder de decidir que una intervención artística “atenta contra las buenas costumbres”, y así trabajan, como en el medioevo, en donde el rey “medioevolucionado”, enviaba al sheriff “cuartoevolucionado” a que ejerza el brazo tonto de la ley, y se encargue del trabajo sucio.

El vocablo "sheriff" tiene su etimología en Shire, que significa condado y reeve, que se utilizaba para señalar al funcionario que se encargaba de hacer cumplir las leyes, aplicarlas entre los habitantes y que tenía funciones al mismo tiempo de magistrado civil dentro de ese lugar.

Obviamente si le vamos a preguntar van a decir que “no habían pedido el permiso correspondiente”, que “los vecinos se asustaron por las esculturas” (obvio, a cualquiera asusta un chico buscando en la basura… o no?), que “la obra era insegura”, o que “los alumnos tenían mal aliento”, cualquier argumento es válido para que el Sheriff salga airoso de la situación, y vaya tranquilo por la vida con su arrogancia y su porte de “cuartoevolucionado”,

Ese Sheriff que nadie sabe que mérito ha tenido para hacerse del pseudo poder que cree tener, pero que sin la guardia que lo custodia no es casi nadie… Ese Sheriff que nadie sabe que mérito ha tenido para hacerse del pseudo poder que cree tener, pero que sin la guardia que lo custodia no es casi nadie…

Así estamos, así es la libertad de mi ciudad, es tan linda y libre que se deja en manos del sheriff…

Y los medios locales le dan espacio... "así estamos"

Es un rebaño de rehenes tu porción

con un infierno en cada esquina y sin control.

Te quiero frío, despiadado y fatal

pasamontañas con buen hocico rastreador

Gracias Seba Porporato

Dejá tu comentario