Política |

Entre el cabaret de la política y la desilusión

Este fin de semana, los Intendentes fueron ignorados, indignados y exiliados de sus propios territorios.

Muchos dirigentes de peso y trayectoria se vieron relegados por candidatos que, en algunos casos, ni siquiera eran originarios de la sección. La historia se repite al igual que ya pasó con Cecilia Comerio, que era desconocida para San Nicolás, pero así se construyó localmente.

Lejos quedaron los tiempos, se oyó decir, en que Díaz Bancalari cuidaba a San Nicolás, que hoy casi no tiene representación. Y Cecilia Comerio que no peleó por San Nicolás en La segunda sección electoral ni por el pj local de Carignani, dejándolos a todos fuera de la contienda y la representación.
En la Lista por Unión Ciudadana, Comerio bajó nombres y filtró otros, para poner a sus amigos y lleva a la UOM en el tercer lugar para traccionar y darles el voto a los dos primeros, que son los únicos que tienen chance de entrar, en caso que ganen la interna. Así se van comiendo la curva los que dicen que se la saben todas.

Lo cierto es que no se cedieron los lugares prometidos, y ésto le puede costar caro al armado en la provincia tanto de Unión ciudadana, como a Cambiemos que dejó afuera al radicalismo que hoy en lo local integra las listas del Passaglismo y a la Coalición Cívica, aunque sugerentemente Elisa Carrió ésta vez, aliada al PRO, no puso el grito en el cielo, “en defensa de sus amigos nicoleños” que prometen romper con Cambiemos y cerrar local en la ciudad.

La otra lista, lleva a Nuevo Encuentro, hoy relegadísimos y representados sólo por la esposa de Sabatella. Tanto La Cámpora local como Nuevo Encuentro fiscalizaron y trabajaron alguna vez no tan lejana para Passaglia, igual que el Movimiento Evita, que arma una lista con “antecedentes”, una lista poco santa, impulsada y bancada por Passaglia. En todos lados Passaglia tiene banca y pone a los mismos, como es el caso de Adriana González, siempre al filo de la corrupción por traidora a las bases radicales. Lo cierto es que Cambiemos no tiene equipo en la ciudad.

Otro caso es el de Omar Vera, el amigo de Passaglia, que sólo votó a favor de la gente el tema del boleto de colectivo, pero que le aprobó todo a Passaglia; las cuentas, los recursos, las obras y el contrabando hormiga de las mismas, se comenta. Por eso Omar Vera es bancado, asesorado y amenazado por los Passaglia, que lo acorralan con ventilar las denuncias que pesan contra Omar y el Movimiento. También está el archiamigo de Ismael, Don Legarreta el obediente, por eso dicen que los que se cansaron de hacer “negocios”, tienen lista propia, pero la gente sabe que no es así. Todos saben lo que se dice off de récord de ellos. Hasta de la radio comunitaria del Evita le vendieron a Passaglia.

También está el PJ, sin pena ni gloria ni peso. Cuentan que Carignani ahora sin poder, después de matar, por decirlo de alguna manera al candidato de La Néstor Kirchner, el único con peso para lograr un lugar como candidato a diputads por la ciudad, mata al pj y a Unión ciudadana, pisoteando el lugar histórico de representación a San Nicolás en el armado de la segunda sección electoral.

Otros fueron los tiempos y así trabajan todos para Passaglia.

Esta historia recién empieza, faltan muchos de los que hablar…

Dejá tu comentario