Es responsabilidad de los directivos del jardín 906 Dámaso Valdés que los chicos no comieran

No. No es verdad que porque la cocinera del jardín 906 de San Nicolas asista a un curso de capacitación dictado por ATE, los chicos se quedaron sin su ración de comida.
Nuestro medio sí consultó con las fuentes de lo sucedido. Sin embargo muchos salieron a pegarle al gremio y a su responsabilidad gremial, y el consejo escolar se lavó las manos al criticar que las auxiliares se capaciten y no a sus directivos, pero trabajan bajo la letra de un ejecutivo local o a su sombra, igual que cierto oscuro periodismo que desinforma por dos monedas.

Directivos sin corazón y sin hambre.
Los chicos no comieron por culpa de sus directivos.
Los directivos estaban al tanto de éste curso y no tomaron las medidas que como directivos deberían haber tomado, anticipándose.

Es muy fácil echar culpas, cuando los directivos no asumen la responsabilidad por sus errores. Desde el mismo Jardín N° 906 pidieron disculpas por la situación que ellos mismos generaron, así de absurdo es el pedido de disculpas. Amor con hambre no dura…

Capacitarse es mejorar la calidad de lo que cada uno hace en su lugar de trabajo, pero parece que a mucho se les caen los anillos por ponerse al frente de un comedor. “Yo hubiera cocinado, nos dijo la vice directora de otra escuela”.

ATE no es responsable por la falta de sensibilidad y empatía de la dirección de un establecimiento educativo que dejó a los chicos sin su almuerzo, teniendo en cuenta que muchos comen una sola vez al día y es su responsabilidad.

Horror deben darnos los pobres ejemplos de quienes desconocen la enorme tarea de crear valores con sus actos.

Nosotros le bajamos el pulgar a éstos directivos que dejaron sin comida a sus alumnos.

Dejá tu comentario