Generales | estacionamiento | Pandemia | Pesos

Estacionamiento medido en San Nicolás

Rige el estacionamiento medido en medio de la pandemia en San Nicolás, dada la altísima circulación vehicular y de personas

Estacionamiento medido. Luego de 55 días de las restricciones de actividades no esenciales impuestas por la pandemia de COVID19, ésta semana comenzó a funcionar nuevamente el servicio de estacionamiento medido en el centro de la ciudad. Son 16 los vendedores que reanudaron las tareas, desde las 8 hasta las 14.

La reactivación trae alivio para los vendedores de tarjetas en virtud de sus ingresos pero aclarando que no sólo sus ingresos se se financian con la recaudación, sino que lo suman a sus jubilaciones o pensiones por discapacidad.

El cuadro tarifario para el servicio de Estacionamiento Medido, que comenzó a regir establece a iguales valores de enero: la tarjeta de media hora es 20 pesos, la de una hora 35 pesos, la de dos horas 55 pesos. Y el valor del abono mensual es de 1.650 pesos.

Pese a las voces contrarias a que se cobre el estacionamiento medido durante el tiempo que dure la cuarentena por la pandemia, el estacionamiento medido es un "hecho" donde la circulación de personas es de las más altas en la provincia de Buenos Aires. En este sentido y durante las restricciones, las multas de las que no se dio aviso el municipio en la ciudad sorprendiendo a los automovilistas se dieron de forma masiva e intempestiva por un municipio que no repara en nada a la hora de recaudar.

El intendente que informa públicamente que la fiscalía federal no nos cuidó en medio de la pandemia, ¿qué queda para los vendedores del estacionamiento medido que quedan sin cuidados esenciales ni formas de tomar medidas sanitarias como lavarse las manos después de vender cada tarjeta o usar alcohol?, más las personas que no cuidan el distanciamiento social.

En otras cuidades se tomó esta medida teniendo en cuenta la drástica reducción del caudal vehicular que se evidencia en muchas ciudades durante la pandemia, pero no es el caso en San Nicolas, donde la normalidad vehicular y el alto tránsito de personas es una realidad.

Dejá tu comentario