Política |

Farmacity en provincia de Buenos Aires, el tratamiento legislativo y quién controla el negocio

El bloque del Frente Renovador en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires impulsó el tratamiento de la Ley de Farmacias que impide el desembarco de Farmacity en el territorio bonaerense, y acordó con otros espacios políticos tratar la iniciativa en la próxima sesión.

El proyecto de ley, cuya autoría pertenece al diputado Lisandro Bonelli, busca frenar la llegada de la cadena Farmacity a la provincia bajo el argumento de que la firma “quiere meterse en la venta y distribución de medicamentos sin tener profesionales de farmacia…

Bonelli, sobrino del ex ministro de Salud, Ginés García, tiene luz verde para su tratamiento en la Cámara de Diputados, pero no la tiene fácil. El Senado, casi infranqueable.

Entre todas las figuras societarias que detalla el artículo en cuestión no aparecen las Sociedades Anónimas. Farmacity es una Sociedad Anónima.

Por el contrario, quienes pueden instalar farmacias son las sociedades de profesionales o farmacéuticos con título habilitante, las sociedades integradas totalmente por profesionales habilitados para el ejercicio de la farmacia, sociedades en comandita simple formadas entre profesionales habilitados para el ejercicio de la Farmacia y terceros no farmacéuticos, establecimientos hospitalarios públicos dependientes de la Nación, la Provincia o municipios y obras sociales y entidades mutualistas y/o gremiales que desearen instalar una farmacia para sus asociados. Pero no sociedades anónimas. El plan es bloquear cualquier modificación a ese artículo.

Detrás de los proyectos de Bonelli y Zurro está el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires, que es la entidad que termina definiendo quién abre farmacias y quién no. En el fondo, es una disputa por el control del negocio.

Dejá tu comentario