Generales | fase | Intendente | horario

Fase 3. Malestar por las medidas que anunció el intendente

Malestar en comerciantes y empleados de comercio por el horario cortado que comienza hoy. Medida que se había implementado en fase 4

Fase 3. Otro fracaso municipal por el mal manejo de la pandemia. El municipio le comunicó este domingo a los comerciantes que desde este lunes podrán abrir sus locales de 8:00 a 20:30, sólo para ventas por delivery, take away o en la puerta del comercio sin dejar entrar clientes.

Aunque los propietarios de comercios le plantearon al intendente la posibilidad de trabajar de en el horario de 9:00 a 13:00, parece no ser de interés para el municipio no sólo el comercio, sino los trabajadores de comercio. Todos se ven afectados y si a ésta situación le sumamos la grilla horaria del monopolio del transporte público de pasajeros, el malestar es mayor.

Sin controles ni de noche ni de día. Alegremente el intendente insiste en la extensión del horario cortado de atención en comercios, que favorece una mayor circulación; en este sentido, el empleado deberá viajar cuatro veces en el día para cumplir y sólo se podrá vender en la puerta del comercio, algo absurdo si se tiene en cuenta que la fase 3 ya se vivió en la ciudad y tuvo un buen acatamiento. Primero de 9 a 13 y luego de corrido hasta las 17hs. ¿Por qué no seguir así?, se preguntan todos.

La mayoría de los empleados de comercio manifestaron su disgusto por el horario cortado, mientras los dueños de locales que ya se anticipaban al festejo por el día de la madre, desafiaron al intendente con la frase: Nosotros abrimos igual.

Otra falacia municipal y un ejecutivo que afirma que la provincia lo obligó a bajar de fase. Lo cierto es que esto no es así y que el intendente aceptó porque la medida fue consensuada. Al intendente se le fue de las manos el tema del virus y ha perdido credibilidad; tanto, que se hace sentir con fuerza en las redes sociales.

No nos cansamos de advertir que no se le puede mentir a los gobiernos provinciales y nacionales como hizo este intendente que ordena medicar, obligando a las personas a quedarse en sus casas sin hisopar y dar de alta a cualquiera que tenga síntomas de coronavirus, por teléfono, no registrar casos.

A pesar de que el intendente de San Nicolás insiste en echarle la culpa a sus archienemigos del Ministrio de salud de la provincia, lo cierto es que las autoridades del Ministerio de salud de la provincia llegaron a San Nicolas por la situación crítica del aumento de casos, el probable colapso de camas en terapia intensiva en la ciudad y el pésimo manejo sanitario de un municipio que creía estar en los albores de la fase 5.

Dejá tu comentario