Política |

Giles, tienen el boleto de colectivo más caro de Argentina

Los medios de Vercelli, los del gobierno municipal, todos, incluso nosotros NO DIJIMOS LA VERDAD de todo lo que paso con el aumento del boleto.
Detrás de este gran Robo se entrelaza política, poder, medios formadores de opinión, hipocresía, cinismo e impunidad.

El boleto de colectivo en San Nicolás aumentó muy por encima de lo que debía haber sido, y de alguna manera quienes debían impedirlo lo permitieron de forma grotesca, como caracteriza a los Passaglia cuando se trata de Guita.

Cuando se busca responsables no hay que confundirse, los verdaderos autores de este rentable negocio a costa de los pobres, no son los que todos inculpan por los medios de Vercelli o por el Diario de los Passaglia. Fuera del Concejo Deliberante, se montó una escena para la gilada; allí se enfrentaron pobres contra pobres, trabajadores de la uta con militantes de partidos que según refieren, no tienen expectativas electorales. Pero ahí no había enemigos, había una exacerbación de ánimos instigada por Vercelli y Passaglia con sus concejales, “empujando” a unos y a otros para mostrar y generar “que se hable ésto y no de lo que paso en realidad” “un aumento del 30% en el boleto plano más caro de la Argentina” con excelente resultado.

Uno se pregunta, ¿por qué en la primera reunión de concejales no salió el aumento y en la segunda si?, ¿que comprendieron 2 de nuestros concejales que ocupan la banca con nuestro voto? ¿Qué les hizo VOTAR SEMEJANTE AUMENTO?, eso jamás lo vamos a saber, pero lo imaginamos, aunque lo real es que ya el boleto es el más caro del país “gracias a ellos”; los oficialistas del intendente, un socialista y la concejal que obedeció a CAMBIEMOS y a Adolfo y de ésto no se habla.

La página del Ministerio de Transporte de la Nación, publica para sorpresa de todos, los casi 10 millones que recibe por mes Vercelli y esto irrita por demás; irrita ver cómo se dilapidan fondos públicos bajo la forma de subsidio. Por todo esto era oportuno entonces que la tarjeta SUBE, echara luz sobre los paupérrimos ingresos de los nuevos pobres de apellido Vercelli; y acá se conjugan el desprecio por el estado, las instituciones, y la transparencia que tanto les gusta, a Passaglia y obviamente a Vercelli. Casualmente éste último, utiliza el domingo en el medio escrito de Passaglia para quejarse del paro. Si sí, leyó bien, quien tiene los micros, el contrato, y ni hablar del deber, se quejaba del paro de colectivos en nuestra ciudad y como lúgubre final del relato se quejaba de “utilización Política” del tema. Ellos que finalmente se sirven de la corrupción y la mediocridad de un intendente que “especula” con el transporte para negociar mejor ahora, muestran su malestar con un sistema que los hace millonarios, a costa del bolsillo de los más pobres.

Queda en muchos vecinos la sensación de que nos toman por idiotas y que detrás de este circo está el negocio de los hijos capaces de llorar hasta las lágrimas; uno para cuidar el negocio y otro, para tener aceitada la teta del estado, no sea cosa que papa Passaglia caiga en las encuestas y tengan que buscar trabajo.

Si bien el próximo aumento ya está definido, acordado y votado, estimado lector no se aflija; No nos tiene que pasar de nuevo. Esto no puede pasar de nuevo, pronto habrá un concejo deliberadamente distinto, de usted depende votarle a Passaglia más acólitos para agrandar el negocio, o poner personas que estén de su lado sin el único interés de hacer “negocios” para los amigos a espaldas suyas.

Dejá tu comentario