Política |

Hace dos años que Manuel Passaglia no ejecuta el fondo de financiamiento educativo y lo asegura en plazos fijos

Suteba y CTA, denuncian que mientras la EP 47 y SEC 6 esperan los fondos que Vidal no envía, el intendente acumula el fondo de financiamiento educativo, que es para arreglar escuelas.

En el 2018 y lo que va del 2019, Manuel Passaglia no ejecutó ni un peso.

De los más de 91 millones aproximados que el municipio de Manuel no ejecutó y los colocó en plazos fijos, quedan los intereses que recordemos, son de libre disponibilidad; es decir no están sujetos a demostrar en qué se invirtieron, cómo se gastaron y mucho menos se sabe si ingresaron a las arcas municipales o al bolsillo propio.

Lo cierto es que siempre son aprobadas las cuentas municipales del gobierno de Cambiemos de San Nicolás; por lo que nunca le caben auditorías y ni siquiera sospechas del Tribunal de cuentas de Vidal.

La ley de presupuesto es un acto de gran trascendencia política que tiene su correlato en la responsabilidad estatal, que ocurre cuando la correspondiente partida presupuestaria destinada a arreglar o prevenir ha sido subejecutada o no ejecutada, dicha inejecución, implica un desaire al sistema republicano, y al mismo tiempo una omisión ante un deber normativo que compromete la responsabilidad del Estado.

Lejos de arreglar escuelas, para lo que las partidas deben ser utilizadas, el intendente de Cambiemos Manuel Passaglia asesorado por la directora de gobierno, la directora de Hacienda y su propio padre, no sólo desaira su compromiso con toda la ciudadanía, sino que fracasa en la transparencia de una gestión viciada y demuestra cabalmente que al gobierno de Vidal no le interesa controlar a pesar de las denuncias, dejando usar al antojo del intendente todas las partidas de dinero sólo para hacer veredas, arreglar plazas para la campaña, colocar baldosas, y cambiar las luminarias, en el mejor de los casos o a engrosar su patrimonio personal.

Te puede interesar

Dejá tu comentario