Hiperinflación propia, y el pasado tan temido

La inflación mayorista se disparó 16% en un mes y marcó récord.
El nivel general del índice de precios internos al por mayor (IPIM) registró, en términos interanuales, la suba acumulada del 74%.

En términos interanuales, la suba acumuló un 74%, la cifra más alta desde el proceso hiperinflacionario de 1991.

En lo que va del año, el índice trepó al 66,1%. Argumentan y reconocen que la brutal escalada de precios se debe a la suba de 15,3% en los “Productos nacionales” y de 24,2% en los “Productos importados”.

Todo aumenta a pesar de lo que todos saben; que cuando el dólar aumenta los precios le siguen los pasos pero cuando el dólar baja, los precios no lo hacen en el mismo sentido, y siguen aumentando los precios a pesar de la campaña de precios cuidados, que es otra falacia que ya no puede esconder mas éste gobierno.

Las culpas son propias. Desde 2015, el salario mínimo vital y móvil cayó 21% por los grandes aumentos de precios. Desde la hiperinflación de 1991 no se registraban subas de tal magnitud en un período continuo.

El Gobierno de Cambiemos, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, se encaminan a ser las gestiones con mayor dinámica inflacionaria desde la hiperinflación de la década del 90. La proyección para fin de año se estimó entre el 45 y el 50%.

De las mentiras y del pasado no se vuelve, vaticinaban algunos; sin embargo, los que propiciaron enormes deudas al pueblo son el pasado más temido. Hoy gobiernan los que le quitan la comida de la boca a millones de argentinos.

Dejá tu comentario