Hola Afip, ¿caerá la banda de facturas truchas de San Nicolás y los compradores conocidos?

El uso de facturas apócrifas es el principal método de evasión doméstica. Proveedores ocultos, compradores conocidos y los emisores de facturas.

Se trata de la compra de facturas por productos o servicios inexistentes a modo de inflar gastos, reducir ganancias y el consiguiente pago de impuestos. Los focos de evasión son el IVA y las facturas truchas para inventar crédito fiscal.

Estos encargados de producir agujeros fiscales, son evasores, difíciles de detectar. Van desde la asociación ilícita tributaria, evasión impositiva agravada, falsificación de documentos y lavado de activos.

Mientras usan de pantalla, aseguran, con la farmacia Lombardi por un lado y por el otro un hotel alojamiento y la transportista Clave de Fa de Giuggia y su socio, un tal Vercelli, las facturas truchas con las que se llenaron los bolsillos, involucran a varios conocidos de la ciudad; desde corredores de auto que no corren hasta un conocido sindicalista de la calle Moreno, que es proveedor de servicios de una gran empresa multinacional, y evade como un campeón.

Sin embargo Afip, quizás en defensa de algunos contadores y abogados amigos, no investiga lo que aseguran las fuentes que prefieren el anonimato, investigar a la presunta usina que provee, afirman, a conocidos locales, como te informamos, proveedores de servicios.

La normativa que va conociéndose en la materia, apunta a los adquirentes y a los emisores de las facturas.

AMPLIAREMOS

Dejá tu comentario