Generales |

Hoy no hay paro de colectivos en San Nicolás

Extorsión del gremio de la UTA y de Lorena Vercelli al gobierno nacional y provincial

Todo preparado para otra escena. Ya comenzó el paro de colectivos que impulsa Vercelli Hnos en San Nicolás.

Otra jugada que la ciudad y los pasajeros conocen bien. Recordemos cuando le empresa con sus empleados, el gremio y algunos concejales bien pagos, tomaron el Concejo Deliberante para aumentar el valor del boleto de colectivo de forma ilegal sin que actuara en aquel momento ningún fiscal ni siquiera de oficio a pesar de haber sido difundido a la opinión pública. En aquella oportunidad de extorsión y amenaza de paro, estaban Tomás Lencina y sus barras, choferes y empleados de la empresa, y prensa bien pagada, acompañados por los concejales passaglistas como Danilo Petroni e Ignacio Matteucci,

La empresa no abonó lo que resta de sueldos de diciembre y aguinaldo para comenzar su acostumbrada presión no sólo para que se aumente el boleto local, rápidamente promulgado por Manuel Passaglia, sino para cobrar el subsidio. El paro en realidad no lo hace UTA contra la empresa sino contra el gobierno nacional y provincial y se espera un comunicado de la GCT local al respecto.

Leer que el Ministerio de Transporte de la Nación no ha depositado hasta el momento los fondos del subsidio de transporte que otorga a las empresas, para que el usuario no abone el boleto más caro, es una burla social y un desprecio total por los pasajeros, el capital humano más importante que posee toda ciudad de la provincia.

Lorena Vercelli no les realizó el pago del salario a su personal porque dice que aún no recibió el subsidio, y ahora manda al frente como punta de lanza a su sindicalista mimado Tomás Lencina, que conduce un Mercedes Benz que le obsequiaron en la empresa del transporte público de pasajeros (lo dice el gremialista cuando se le pregunta por el auto de alta gama) y a la que la empresa la obsequió además tierras para que el gremio tenga su camping. Los socios imprudentes del saqueo al bolsillo: Passaglia, Lencina, Vercelli.

Extorsión sindical local al gobierno nacional. Lencina aclaró que si se deposita el subsidio no habrá paralización de actividades.

Una empresa afecta a ofrecer micros gratis al municipio, alienta junto a su socio, el intendente municipal, como aseguran, a paralizar el servicio del transporte público, entre gallos y medianoche.

Basta de extorsión y mantener subsidiados a los millonarios. Auditoría ya de la empresa por subsidios del pasado y cancelación del contrato varias veces incumplido y la ordenanza que le fue regalado para veinte años de monopolio en la ciudad.

Dejá tu comentario