Hoy, ser opositor y peronista es estar en libertad condicional

Sin cerrojos, la voz de los estudiantes.

Jóvenes estudiantes de derecho que armaron un consultorio jurídico gratuito, no quisieron dejar de expresar su repudio ante la acusación de traición a la patria a Cristina de Kirchner por el fiscal Bonadío.

El memorandum es un acto de política exterior, no judiciable y encuadrado en el marco del derecho internacional, la Carta Orgánica de Naciones Unidas y la Convención de Viena en cuanto a tratados y acuerdos internacionales.

En la denuncia no hay móvil, no hay delito y mucho menos la posibilidad de imputar el delito de traición a la patria por el contenido del memorandum. Es una causa inventada sobre hechos que no existieron.

La figura de traición a la patria es un verdadero disparate jurídico, ya que solo puede ser aplicada a un Estado en guerra, que no existió ni existe.

Hoy estamos ante una democracia carcelaria donde todo el tiempo se busca la figura del enemigo y en esa búsqueda, el juez deja de ser juez y se convierte en policía.

Estamos ante una maniobra de disciplinamiento como pocas veces se ha visto en nuestro país. Quieren ver presa a la verdadera oposición. La que no les va a votar el saqueo de los jubilados, la que no va a votar para recortar la AUH y la que no va a votar la precarización de los trabajadores.

LA DERECHA NUNCA SE AJUSTÓ A DERECHO

Laureano Arzagot, nicoleño y los jóvenes de derecho.

Dejá tu comentario