Política |

Inauguraron una guardia y el mamógrafo no anda hace dos años

Sin insumos básicos y sin atención primaria de la salud, vaciaron todos los dispensarios de la ciudad

Para inaugurar la guardia trajeron mobiliario y equipamiento del mal llamado hospital zona norte, porque sobre todo hay que aparentar.

En realidad cerraron los dispensarios y atienden en zona norte de 8 a 20. El estado del hospital es lamentable, el techo del quirófano con humedad, espacios necesarios en desuso usados para acumular basuras y deshechos.

En la ciudad de Cambiemos, faltan insumos pero inauguramos una guardia. Mientras tanto el hospital de agudos San Felipe, muestra el deterioro de una pésima administración a pesar de la visita de Ismael Passaglia con mano militar, cada sábado.

No tienen gasas, suero, aspirina, etc. y no funciona el mamógrafo hace dos años. Así es el abandono, aunque por vergüenza no inauguraron la nueva guardia con autoridades locales ni provinciales.

El hospital ha pasado de las manos municipales a las manos provinciales desde el 2011 que asumió Passaglia al frente del municipio. Cuando el hospital fue un gasto para él, lo pasó a provincia y seguramente, aunque no es oficial aún, Don Ismael volvería a ser el director del hospital.

La incapacidad y el dinero que no se sabe a dónde va, es una constante. Ismael ya lo hizo en la ciudad, en el Instituto de la Vivienda, y ahora planea su arribo, subejecutando partidas, al hospital San Felipe para que sigan faltando insumos y otra vez maltratando al personal.

La familia no ejecuta presupuestos, desvía fondos, lava dinero y se enriquecen, aseguran, del dinero público.

4 mil millones de pesos nos quedan de deuda municipal a los nicoleños; sin embargo para eso ahorraron en salud, en dispensarios, en personal de salud, en emergencias y en seguridad, pero en la ciudad tenemos baldosas nuevas y en los barrios aún no asfaltaron cuadras tan necesarias para una ciudad con visión sanitarista y de cuidado de los vecinos.

image.png
image.png

Dejá tu comentario