Política |

Ing. Reano SA, uno de los dueños de la obra publica en la era Passaglia

¿Casualidad? ¿Corrupción?

El municipio de San Nicolás le otorgó a Iarsa, del ingeniero Reano, -como te contáramos alguna vez, el emblemático socio de viajes de Ismael Passaglia- una obra de pavimentación de 50 mil metros cuadrados, equivalente a 60 millones de pesos.
Lo llamativo es que fue la única oferta que se presentó.

¿Otra vez Reano?
En un país y un municipio que está más que necesitado de trabajo, donde las empresas constructoras despiden gente todos los días, en el municipio de san Nicolás solamente se presenta una única y conocida empresa, IARSA del ing. Reano, para alzarse con otra obra millonaria de pavimentación.

Será casualidad que desde el 2015, la empresa Ingeniero Reano S.A. (Iarsa) sea siempre la única oferente que se presenta y califica en todo proceso licitatorio passaglista, contando siempre con el aval de su adjudicación a través de ordenanzas sancionadas en el concejo deliberante oficialista?

Manuel Passaglia, el brazo recaudador del padre no se limita a controlar la noche y pasar a cobrar como aseguran, sino que es además quien recibe y controla los “contratos” de obras públicas con los amigos del padre, llamativamente enriquecidos como otros, de los contratos y por qué no de los sobreprecios de la obra pública.

Otra vez buenas a primeras, el pool de empresas nicoleñas con los mismos apellidos, vuelven a ser protagonistas de la millonaria obra pública.

Reano como si fuera poco, quien no certificaba ni calificaba hace apenas unos años para asumir “obras públicas”, tiene como clientes a Luciano SA, Cincovial, Cocivial, Municipio de San Nicolás, Farallón, y la dirección de vialidad de la provincia de Buenos Aires, entre otros, gracias a la familia Passaglia, los imputados procesados por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito y que a pesar de todo, continúa concentrando obras mientras falta trabajo en la ciudad, pero no para los “elegidos de siempre” de Passaglia y Vidal.

Te puede interesar

Dejá tu comentario