Opinión | Intendente | Hambre | Passaglia

Hambre en San Nicolás. Carta al Presidente y al Gobernador

En San Nicolas hay hambre, y las organizaciones sociales nicoleñas piden que se revea bajar asistencia a través del intendente Manuel Passaglia

El hambre no puede esperar. Los más vulnerables son los que más están padeciendo y son los que van a continuar padeciendo esta pandemia.

El hambre golpea fuertemente y no da tregua, hoy está golpeando no sólo a los sectores más humildes o populares, sino también golpea a los sectores de trabajadores informales y en distintas capas de la clase media.

Mientras esto está sucediendo y cuando el hambre se acrecienta día a día agravando drásticamente las condiciones de la gran mayoría de la ciudadanía, queda patente la inacción de este gobierno municipal.

Ante esta situación de emergencia al INTENDENTE PASSAGLIA parece no importarle el hambre, ya que a través de sus acciones demuestra que nunca le importó, y ahora mucho menos.

Nuestro Presidente, el Dr. Alberto Fernández cuando decreta (ordena) el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuso una serie de medidas tendientes a que principalmente los sectores más vulnerables puedan sobrellevar esta situación de emergencia.

San Nicolás parece el reino del revés, no hay una aplicación de alguna medida proactiva que se haya dispuesto. Manuel Passaglia y su Gabinete, brilla por su ausencia, sus medidas no son más que alguna foto en la redes sociales.

Esto genera bronca y resignación ante la ausencia total del estado municipal. Hay una voluntad enorme en cuidarse, de cumplir con las normas establecidas, de no enfermarse, pero la falta de un refuerzo alimentario y la ausencia de elementos de desinfección, justamente bajan la moral que todos los que quieren cuidarse y no enfermarse.

Si no fuera por las organizaciones sociales o por las agrupaciones políticas, el poco alimento quedaría estancado en los galpones como siempre ha sucedido bajo el gobierno de la Familia Passaglia. Las organizaciones Sociales y agrupaciones políticas somos quienes recorremos los barrios, somos quienes hacemos el relevamiento casa por casa porque el municipio se niega a hacerlo. Nosotros somos los encargados de todo. Mientras que el Intendente Passaglia y la secretaria Agustina Gruffat deciden quien come y quién no. Deciden los números de personas y luego se da menos de la mitad de alimento que se ha decidido. Mientras los galpones rebalsan de alimentos.

Somos nosotros quienes ponemos la cara y el pecho ante la necesidad de las personas, somos quienes nos hacemos responsables de una acción de la cual el intendente y su secretaria tachadora serial de familias, son quienes tendrían que dar las explicaciones de porque estando el alimento, el mismo no se entrega. Somos nosotros quienes sin contar con recursos tenemos que hacer toda la logística, porque el municipio no lo hace, ni siquiera es capaz de ayudarnos con un transporte, ni con una de esas camionetas bien ploteadas que la tienen para perseguir a los trabajadores.

Somos nosotros quienes recibimos las quejas, algunos insultos, etc., porque el intendente inteligentemente se quitó la responsabilidad de encima.

Somos nosotros quienes entramos en este juego sucio, quienes pagamos el costo mientras el intendente no hace nada, mientras el intendente no asume la responsabilidad para cual fue elegido. El intendente no la hace porque no quiere, porque no le interesa ni a él ni a ninguno de su gabinete.

A nosotros no nos importa pagar ese costo “político”, porque nuestra génesis es estar en donde está el vulnerable, el necesitado, es ahí donde vamos a estar sin importar nada.

Somos las agrupaciones sociales y agrupaciones políticas las que con recursos de cada integrante y con ayuda de vecinos codo a codo venimos trabajando y desarrollando día a día un gran trabajo en los comedores, en los merenderos como una manera de ayuda a las miles de familias ante el flagelo del hambre y también miles de familias que están siendo golpeadas por el hambre y el aislamiento social preventivo y obligatorio establecidos ante la pandemia COVID 19 para que sepan que no están solos, que ante el desinterés del Intendente y todo su gabinete, las familias se puedan sentir al menos acompañadas

Hoy queda más patente que tanto el Intendente y su gabinete, con algunos pseudos dirigentes sociales, están usando este estado de emergencia para hacer un clientelismo de los más bajo que se pueda conocer, solo entregando y asistiendo con alimentos a los amigos o partidarios, mientras el resto de los vecinos siguen padeciendo la falta de alimentos y elementos de desinfección de un estado municipal totalmente ausente.

Por eso es que solicitamos.

La ausencia del Gobierno Municipal, en cabeza del Intendente Passaglia, hoy queda más patente que nunca, la emergencia alimentaria, la imposibilidad de los más vulnerables en la imposibilidad de poder salir a trabajar para cumplir con la cuarentena, sumando a la falta intencional de controlar los precios (función encargada a los intendentes) generan una angustia y desesperación en los sectores más vulnerables, en los barrios más humilde y en gran parte de los trabajadores informales.

Por todo esto y más les pedimos encarecidamente al Sr. Presidente y Gobernador que revean la decisión de bajar asistencia a través del intendente Manuel Passaglia, ya que esa política de asistencia fue burdamente burlada por el intendente en su propio beneficio personal.

Dejá tu comentario