Política |

¿Intimación o amenaza de Guillermo Misiano al intendente y los concejales de Ramallo?

Guillermo Misiano intima al municipio de Ramallo, al intendente y a cada concejal, a que se abstengan de tratar modificación a zonificación del predio donde proyectaban construir un puerto multipropósito.

Hace pocas semanas se confirmó que la provincia de Buenos Aires se adjudicó la propiedad sobre tierras concesionadas de Ramallo y que se creían pertenecientes a la municipalidad. Sin embargo, tanto los intendentes como los empresarios no desconocian que las tierras que reclama el empresario eran provinciales y no municipales.

Las cosas hay que escribirlas y decirlas.
Las tierras que reclama Guillermo Misiano siempre fueron provinciales. En este sentido cabe recordar algunas concesiones de explotación que otorgó Santalla al empresario y que la provincia siempre le contestó lo mismo, las tierras son provinciales y no municipales. Esto nunca fue desconocido, aseguran, por los mismos empresarios que presionaban a Santalla, el intendente anterior, Y al actual, Mauro Poletti.

En una nota que ingresó al Concejo deliberante el viernes a última hora, Guillermo Misiano anticipa que en el caso de que se produzca un cambio de zonificación, la Municipalidad de Ramallo, el Concejo Deliberante y cada concejal en particular serán responsables de los daños.

Misiano se cuida de denunciar o intimar a Vidal, pero asegura que con la Administración de Cambiemos en la provincia se vive una complicada y delicada situación económica-financiera en la región y que PTP contribuiría a generar inversiones millonarias y a generar empleo, aseguran, sin embargo lo cierto es que los que perderían millones de dólares por su compromiso con la banca rusa es la propia firma de Misiano, el amigo de empresarios portuarios y políticos de la zona y ahora esperan cobrarle ese compromiso fallido a Poletti y a cada uno de los concejales con sus propios bienes.

Por dinero las asimetrías son enormes. Existen empresarios que intentan controlar a los intendentes y a los gobernadores, y apuntar a un favoritismo discrecional en la pelea por el dinero.
Querer multiplicar ganancias multimillonarias a expensas del bien social o al interés general, como el caso de PTP, es una mala señal porque se intenta torcer el brazo de la política por disputarse un mayor poder territorial en la zona.

¿Quién sucumbirá por extorsión y dinero es la pregunta, la provincia, el municipio y los concejales, o los empresarios?

AMPLIAREMOS

Fuente: INFO 3407

Dejá tu comentario