Invertir en lapachos rosados, San Nicolás y los tercerizados de lujo

Prometieron primero jacarandaes, luego plantas en los canteros, luego canastas en las plazas. Y ahora lapachos rosados a lo largo de toda calle Savio hasta Somisa.

Lo cierto es que ésta gestión que alimenta muy bien a los tercerizados se olvida de los árboles que nos quitaron, los que arrancaron y nunca fueron trasplantados.

Hubo espacio, tiempo y dinero para todos los ensayistas. Los trasnochados paisajistas que llenaron de plantas los canteros de Savio, vuelven a las andadas bien pagaos; ahora llegó el tiempo de los lapachos. Los paisajistas iluminados que no tienen nombre y apellidos públicos, llenaron los canteros de Savio con distintas especies; todas terminaron en fracaso. Esas plantas sobre canteros de cemento, nunca florecieron a pesar del gasto inútil de mangueras que aún quedan como grietas en las arterias de avenida Savio y Mitre, como ejemplo.

Los paisajistas y la historia real.
Las falacias de una gestión que en cuánto a paisaje y arbolado, suma papelones, pero no ahorra monedas para sus artistas.

¿Cuánto nos costará a los nicoleños sin consultarnos, lapachos rosados sin que importen las pérdidas de agua en los barrios, ni los pozos de las calles ni el barrido y limpieza?.

Por contratación directa, el municipio intentará repetir un gasto enorme en árboles. ¿Hace falta? cuando no hay medicamentos en los dispensarios ni atención primaria de la salud?

No cambiamos nada, pero esta gestión hizo lo que ninguna antes, dicen los vecinos fascinados. Si roban pero hacen, todo está bien, dicen por lo bajo y con eso les alcanza a muchos.

Dejá tu comentario