Política |

La ciudad corrupta. La Carpeta Maldita espera que la Cámara Federal de Rosario resuelva

La sociedad espera.
La crónica del circuito del lavado sigue descubriendo, sin embargo, los costados ausentes de la historia. Ese costado de las rutas de dinero que resultan de los negocios ilegales.

Cuando todo empezó con la Carpeta Maldita, el juez federal de San Nicolás, Dr Villafuerte Ruzzo se excusó y la causa cayó en manos del juez Bailaque de Rosario, el mismo juez federal que no sabemos por qué razones, vínculos o “intereses”, hizo lo mismo con la causa de desvíos de fondos educativos por parte del municipio de San Nicolás; desvío que realizó el por entonces intendente Ismael Passaglia. El juez salvador salvó a su amigo, aseguran los íntimos, los mismos que se ríen cada vez que en la esfera del juez Bailaque cae una causa contra los Passaglia.

Si bien en un comienzo el juez Bailaque impulsó algunas medidas por la causa de Lavado de dinero y enriquecimiento ilícito (La carpeta maldita) que tiene contra las cuerdas a la familia real de San Nicolás, oh casualidad, luego expresó que dicha causa no era de de competencia federal. Algo muy conveniente para salvar a su amigo, aseguran, y poder dilatar la causa.

El juez federal de Rosario Marcelo Bailaque le dio la razón a su amigo y en la causa en la que se investigaba el desvío de dinero en el Fondo Educativo, declaró la incompetencia de la justicia federal.
Ya en aquel momento, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) había reafirmado la competencia federal en el caso, pero todo quedó en la nada, aún cuando ya existía un pedido de indagatoria.

La familia Passaglia (la carpeta maldita) es investigada por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, pero parece que las amistades para salvar amigos no se hacen esperar. Todos sabemos que el delito de lavado de dinero es del ámbito federal o mejor escrito de competencia federal, pero el juez Bailaque intenta dar vuelta otra vez la página y demora la cosa enviándo la causa para que decida la Cámara Federal de Rosario que es la que deberá resolver la competencia e intentar favorecer por alguna razón, a su amigo otra vez.

El juez Bailaque.
Son conocidos algunos desmanejos del juez que parece favorecer a los poderosos y lo paradigmático es el hecho de cómo el juez Bailaque falla en causas. Su señoría acumula denuncias en su extenso historial de polémicas actuaciones en casos vinculados a lavado de dinero, trata de persona, y narcotráfico.

Mientras tanto San Nicolás sigue siendo el centro de todas las miradas y los embates judiciales. Con tantos allanamientos, tantas causas contra la misma familia, -ahora con una presunta vinculación a un caso de narcotráfico- y tantas evidencias, el costado ausente de la historia que no quiere revelar los involucrados en negocios ilegales, sigue estando ausente.
Así se siente la decepción de la sociedad que no quiere más casos de corrupción ni de lavado de dinero que dan lugar a un exponencial enriquecimiento de patrimonio de los hombres que amparados y protegidos por el poder político y las prebendas, que siguen accionando el motor de la impunidad.

Estimados lectores, para nuestro medio no existe tiempo ni dinero que tape los manejos de la justicia o que intente desacreditar a la verdadera justicia y de ahí la pregunta:
¿La Cámara Federal de Rosario podrá ocupar ese lugar que hasta acá la historia intenta esconder, o estará a la altura de despejar el verdadero camino de la ruta del dinero ilegal y caigan de una vez por todas los culpables que por el lavado de dinero tanto daño le produce al país?

Te puede interesar

Dejá tu comentario