La esposa de Zanini y de Azcoitía en el hospital San Felipe de San Nicolás y las sospechas de lavado

Pará, pará pará, ¿Vos decís que usan el hospital San Felipe para lavar?

Uno de los curros es la cooperadora, nos advierten.
Antes estaba dirigida por Olga Aseff, y de un día para el otro la echaron con 40 años de trayectoria.

¿Quiénes están ahora en la cooperadora del hospital?

En reemplazo de Olga, entraron el ingeniero imputado Marcelo Lencina, (el que uso el dinero del los desvíos de fondos que iban para las escuelas y lo usaron para obras de pavimento); las esposas de los reyes de la obra pública, Anabella, esposa de Azcoitía del ENTRE y la esposa del Tola Zanini, presidente de la Federación de comercio y de la empresa Zetatec, todos ellos manejan la cooperadora del hospital, donde se sospecha que usan al hospital para lavar.

No hace falta inferir mucho. ¿Los protagonistas de la obra pública, los desvíos de dinero, los apellidos poco ilustres, y Marcelo Lencina todos juntos manejando los fondos de la cooperadora del hospital?.
A la dirección de nuestro medio no le consta, ni conoce cuál sería la maniobra, pero como dice el dicho: Cuando el río suena, suena el río.

En otro sentido, el peor trato en el mismo hospital
En referencia al hospital de Agudos de San Nicolas, también aseguran que el titular del Instituto de la Vivienda provincial, imputado por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, viene todos los sábados a maltratar a los empleados, médicos y enfermeros. Todos se sienten peones porque el ex intendente (que aún cobra como intendente) se siente el dueño de la estancia San Felipe.

Los empleados reciben todo el tiempo amenazas de la dirección, presiones y mal trato. Un trato soberbio y te explotan como locos, afirman en el lugar.

Los directores Petroni y Viglianco son los que meten presión continuamente y otro que trabaja en el hospital y es un ñoqui, aseguran, es el abogado Pita, un amigo de la familia Passaglia. Otro como tantos.
Pero como si fuera poco, otro de los asesores es el mismísimo ingeniero Lencina, con llamado a indagatoria por el desvío de fondos del fondo educativo, como todos recordarán.

Los empleados viven con amenazas y presiones y un continuo hostigamiento, así, ¿quién trabaja tranquilo?

El Hospital San Felipe está en orden, Y a alguien se lo escuchamos decir…

Dejá tu comentario