Culturales |

La intolerancia de los comerciantes de San Nicolás y los artistas callejeros

No es la primera vez que los comerciantes nicoleños espantan a los artistas callejeros.

Este joven que pacíficamente y alegrando el paso de los transeúntes comparte su música con todos, es casi echado por algunos comerciantes que dicen que el músico molesta, aseguran en las redes sociales que se fastidian y hasta se enojan por la actitud de muchos y no es la primera vez.

Lejos de algunas ciudades de Argentina y el mundo, San Nicolás y sus poderes y su centro tan conservador aleja toda muestra de arte porque molesta.
Con toda su fachada de modernidad, se lamentan algunos, demuestra que es una ciudad que disfraza su corazón de pueblo y aunque embaldosen el centro, no deja de ser aquel casco histórico de veredas angostas, que se queda en el tiempo.

Es lindo oirlo, dicen muchos que dejan monedas y billetes en una bolsa, al pasar, y aún en las urgencias de pasar rápido igual nos detenemos unos instantes a oirlo tocar.

Gracias artistas callejeros. Muchos celebramos la expresión de la música en las calles, pero eso es sólo, parece, patrimonio de la libertad de los jóvenes, y son ellos mismos los que de alguna manera buscan otras ciudades para realizarse.

No es un detalle percibir que hay ciudades que no abren sus corazones a los jóvenes y por eso se van.

Dejá tu comentario