Info Foto |

La obra pública que re pagamos todos los nicoleños

La historia se repite. Las obras mal hechas y los malos materiales son la constante del gobierno de San Nicolás.

La trampa de los finales de obra, la trampa de la obra pública; algo que cambiemos no quiere investigar.

Todo se rompe, se mal usa, se agrieta, se hunde; la historia de los números en San Nicolás sólo le cierra a los concejales oficialistas.

Todo está más lindo en el centro de la ciudad, pero al igual que Cenicienta, todo encanto se derrumba o se rompe, luego de la fiesta y a nadie le cabe el zapato. Sin embargo lo cierto es que todos repagamos en San Nicolás las obras públicas.

Dejá tu comentario