Policiales/judiciales |

La pornografía infantil es un delito

Ingresar a un sitio de pornografía infantil crea un alerta

En relación a la condena de diez años de cárcel e inhabilitación de por vida para ejercer la medicina, que recibió el pediatra del Garraham, Ricardo Russo, por el delito de producción, tenencia y distribución de pornognrafía infantil, la fiscal Dupuy habló de un total de 1.500 fotos y videos acumulados y transmitidos por el médico desde noviembre de 2015 hasta el mismo 28 de mayo de este año, horas antes de su detención, con una carpeta de 100 fotos de material prohibido en la computadora del consultorio del Garrahan llamada“Tom Petty and the Heartbreakers”, un clásico grupo de rock estadounidense.

Argentina se unió al Convenio de Ciberdelincuencia Budapest: ¿De qué estamos hablando?

A fines del año pasado Argentina adhirió al Convenio de Cibercrimen de Budapest. El mismo establece un catálogo de delitos informáticos como los que ya posee en gran medida nuestro país, permite la cooperación entre los países adheridos sobre evidencia digital, y establece medidas procesales para cualquier delito que posea evidencia digital, a fin de agilizar las investigaciones.

En lo que refiere al tema en análisis del delito de tenencia de pornografía infantil, el Convenio en su art 9.1.d y 9.1.e plantea penar la tenencia simple de material (como ahora lo pena la República Argentina) así como también la adquisición, lo que sería el consumo sin posesión como el realizado vía streaming.

Por último, respecto a la necesidad de penar la tenencia simple de material pornográfico infantil, el Reporte Explicativo del Convenio de Budapest dice en primer lugar que las normas del Convenio sobre pornografía infantil tienen como finalidad reforzar las medidas de protección de los menores, incluida su protección contra la explotación sexual. Es esencial establecer disposiciones específicas para combatir esta nueva forma de explotación sexual que representa un peligro para los menores. La opinión generalizada es que los materiales y prácticas en línea tales como el intercambio (…) entre los pedófilos, desempeñan un papel para apoyar, alentar o facilitar los delitos de índole sexual contra los menores.

En el comienzo de su lectura, el juez Rúa fue un paso más allá: habló de abuso y explotación en vez de meramente pornografía infantil.

“Tengo acreditado que bajo el IP de su domicilio se habían descargado 270 archivos. No tengo dudas de que fue usted, señor Russo. En primer lugar porque usted es el usuario. Usted tenía conocimientos de uso del programa eMule, había descargado gran cantidad de material de diferente índole”, continuó Rúa.

Antes de dictar la pena, el juez Rúa sumó varios agravantes a la calificación en contra del médico como la cantidad de material, ofrecerlo de manera indiscriminada, su condición de médico, la tentativa acabada de distribución y el tenor de los archivos.

Ver en nota aparte, ¿Cómo se crea el alerta por pedofilia?

Te puede interesar

Dejá tu comentario