Generales |

La SRA pide se anule la cautelar de protección que aleja las pulverizaciones de las viviendas y escuelas rurales a 1000 mts.

La Sociedad Rural ante la justicia pide menos protección para la salud de todos

Este es el comunicado que sacamos del grupo de vecinas y vecinos de Exaltación Salud sobre el tema. Desde ya agradecemos a Fabián Maggi su trabajo permanente y a quienes puedan ayudar en ésta. Porque sabemos que en cada territorio se juega mucho más que lo particular. Un abrazo enorme. Anabel

2 de diciembre, Comunicado Público Exaltación Salud (Exaltación de la Cruz, Bs.As. Argentina)

La Sociedad Rural ante la justicia pide menos protección para la salud de todos.

La Sociedad Rural de Exaltación de la Cruz, Campana, Zárate se presentó ante la justicia para pedir se anule la cautelar de protección que aleja las pulverizaciones de las viviendas y escuelas rurales A 1000 MTS.

La justicia entendió que las condiciones para gozar de un ambiente sano y por ende del derecho a la salud no están garantizadas en nuestro municipio por lo cual extendió esta protección que la sociedad Rural busca dar de baja.

El pedido de la Sociedad rural dice que los socios legitimados por cuanto resultan directamente afectados por la resolución que ordenó la prohibición de fumigación terrestre a menos de 1000 metros de todo objeto protegido (éjido urbano, centros poblacionales, escuelas rurales, centros de salud, cursos de agua etc.) conforme aclaran, según trascendidos periodísticos. Y continúan que ésta medida producirá merma productiva y tendrá asimismo un impacto nacional. Es decir que la sociedad rural prioriza la ganancia económica a la salud de la población en Exaltación de la Cruz.

La Sociedad Rural manifiesta que su derecho a producir con venenos está por sobre la salud y el ambiente. Lamentamos profundamente que quienes nuclean a las y los productores rurales de este municipio, - entre los cuales imaginamos no todos comparten la presentación judicial ni los argumentos expuestos en la misma- , desconozcan no sólo la jerarquía constitucional que establece que los derechos a la salud y el ambiente están por sobre el de la producción sino que, - y es la parte más triste aún de su decisión de presentarse como damnificados-, continúen sin comprender que no solo es posible producir sin agrotóxicos sino que de ese modo evitarían poner en riesgo a las y los vecinos, a sus trabajadores y a sus propias familias. Su escrito busca seguir produciendo sus campos con cultivos intensivos y alta utilización de químicos para el agro, incluidos fertilizantes químicos; agrotóxicos que están prohibidos en el mundo por su comprobada toxicidad o han sido categorizados por la OMS como probables cancerígenos y genotóxicos o que las propias empresas anuncian serán sacados del mercado por el alto impacto negativo que tiene en la salud y el suelo.

Por solo dar un ejemplo de esto, en EEUU la empresa fabricante del principal herbicida base de glifosato, y que es el más utilizado en nuestra zona fue condenada por actuar con negligencia y malicia ocultando los riesgos cancerígenos de su producto. Los 42700 demandantes actuales contra Bayer/Monsanto son productores y usuarios del agrotóxico. Esta medida de la Sociedad Rural no solo está en contra de una comunidad que merece y debe vivir sana sino que desprotege también a los asociados que invoca para presentarse en la causa, al fundarse en un discurso anacrónico, plagado de falacias que ya ni los dueños de las empresas de químicos utilizan, apoyado en bibliografía financiada por esas mismas empresas que les venden sus “productos”, y que además desconoce la factibilidad, los resultados y beneficios de la agroecología a gran escala.

Desde Exaltación Salud seguiremos esta causa judicial con el mismo respeto y compromiso que el primer día. Nuestro pedido no es contra un sector sino por la protección de la mayoría y nuestro ambiente. Es en autodefensa. Es proteger a quienes amamos y a nuestro querido municipio. Si terminamos en esta situación es por la propia miopía y avaricia de sectores no mayoritarios que consideran que sus negocios pueden hacerse a cualquier precio. Y de un estado que sistemáticamente miró para otro lado. Por eso volvemos a decirles, la vida no se negocia. Porque no hay dinero que puede devolvernos la salud. La vida no tiene precio. Y está por encima de un trabajo que incluya venenos para realizarse. Pueden elegir actuar de otra manera. Esperamos lo hagan. A la comunidad de Exaltación de la Cruz volvemos a agradecerle el profundo compromiso que muestran en cada una de las denuncias penales que se están presentando contra quienes vulneran nuestros derechos a la salud y a vivir en un lugar sano. Porque si bien en el escrito judicial la Sociedad Rural refiere observar “buenas prácticas” en nuestros barrios observamos otras cosas y sobretodo que cada vez más vecinos y vecinas se enferman. Esos son las y los damnificados. Quienes producen pueden elegir de qué modo hacerlo. Y eligen producir con venenos. Y hoy eligen además victimizarse ante la justicia en pos del rédito económico.

Nosotras y nosotros elegimos decir fuerte, una vez más, BASTA ES BASTA.

Como Fomea, seguimos apoyando la postura de los vecinos afectados de Exaltacion de la Cruz y contra la aplicacion indiscriminada de agrotóxicos. Desde el primer momento apoyamos esta cautelar y lo seguiremos haciendo! Repudiamos el pedido de levantamiento de la misma, hecho por los representantes de los que valoran la muerte y no la salud de todo un pueblo, porque además nuestro asesor legal, el Dr. Fabian Maggi es quien asesora al colectivo Exaltacion Salud.

Es indignante la impunidad de estas asociaciones y la prepotencia con que se manejan, y son tan soberbios que hasta amenazan. Decimos basta de agrotóxicos, basta de aprietes, basta de amenazas.

Felicitaciones Anabel, Fomea está contigo y divulgaremos a todos nuestros contactos. SERÁ JUSTICIA!!

Dejá tu comentario