Política |

La vereda de la guardia de pediatría del hospital San Felipe, un problema sin solución

Veredas rotas, trozos de baldosas sueltas, y motos mal estacionadas son una constante en los alrededores del hospital San Felipe.
Lo que vemos en la foto es sólo un tramo de toda la vereda. Así cuidamos a los que asisten al hospital, sobre todo para llegar a la guardia pediátrica.

La provincia y la nación, en vez de facilitarle negocios al ejecutivo municipal para comprar leds, debería preocuparse por el estado de algunas veredas.

¿Cuanto cuesta reparar cada metro cuadrado de vereda?
Los vecinos que pagamos las tasas y los impuestos provinciales, nos merecemos que piensen en nosotros, alguna vez.

“Por acá no se puede caminar. Y si llevás el carrito con el bebe, tenés que ir esquivando las baldosas flojas. Ni hablar del estado de las rampas”, aunque ahora pinten algunas, nos comentan.

En vez de preocuparse por las responsabilidades en el mantenimiento, se debe intimar a los frentistas a que tengan sus veredas en condiciones, aunque en éste caso sea la provincia la responsable, pero como son del mismo signo político que la familia del intendente, las veredas de alrededor del hospital seguirán siendo peligrosas para la gran cantidad de personas que por allí circulan.

Da Vergüenza

Dejá tu comentario