Las consecuencias de las medidas económicas alcanzó a los autos OK

Se terminó la fiesta de la clase media. Venden autos cero kilómetro “a pérdida”, porque la mayoría que antes disponía de capacidad de ahorro, ahora deben asumir ajustes de alquileres, prepagas, colegios, alimentos y demás bienes lo que hace que su poder adquisitivo esté reducido seriamente. El sueño del auto ok, la casa propia o irse a vivir solos, se esfuma en tiempos de Cambiemos.

Comienzan a apretar los números y muchas familias venden el segundo auto que habían comprado en épocas del anterior gobierno, y apoyaron a éste gobierno para tener el tercer auto para el hijo que pensaba irse a vivir solo. Este gobierno nacional y provincial, acabó con sueños, ilusiones y capacidad de ahorro para cable y fútbol, mejor abono para celulares, salidas habituales y viajar cada fin de semana largo.

Hoy, ni las fuertes bonificaciones que realizan fabricantes y concesionarias logran atraer a los clientes. Junio cerró con números en rojo y julio viene mal.

El abultado stock que tienen las agencias hace imposible seguir sumando unidades sin compradores. El costo financiero de tener ese dinero inmovilizado es muy grande. “El actual nivel de tasas hace inviable la actividad económica” advirtió el dueño de una concesionaria.

“Se están descapitalizando las concesionarias. los autos subieron muy fuerte por la suba del dólar.
Un descenso general de consumo en todos los rubros comienza a producir malestar en la acomodada clase media a quiénes los recursos ya no le alcanzan ni para defender a éste gobierno.
El relato de “se robaron todo” pasó a nos roban todo.

Dejá tu comentario