Política |

Las denuncias en su contra que niega la gobernadora

¿Por qué Miente Vidal?
La gobernadora Vidal dice: Yo hace más de 20 años que trabajo en el Estado, he pasado por distintos cargos. Nunca tuve una denuncia por corrupción, y en dos años de gobierno, gobernando la provincia más grande y más difícil de la Argentina, tampoco”, defendió.

Sin embargo, se olvida públicamente que tiene varias denuncias en su contra:

María Eugenia Vidal y miembros de su gabinete fueron denunciados por una serie de hechos que se consideran delitos por administración fraudulenta en perjuicio de los bonaerenses:

-sobreprecios cercanos al 150% en la compra de 150 mil cajas navideñas que se distribuyeron en los municipios del conurbano para las festividades de diciembre 2016. Vidal pagó la exorbitancia de $220 por caja, cuando un producto de iguales características se conseguía en los supermercados a $90. Alguien de su gobierno se llevó 20 millones de pesos con este curro”.

-Gastó más de 250 millones de pesos para comprar 250 vehículos de alta gama; también más de 3 millones de pesos en coffeebreaks (a razón de $ 200 por persona, cuando la copa de leche en las escuelas era de $8,50) y por los 363 millones de pesos que maneja discrecionalmente Vidal, sus ministros y secretarios, para el equipo de colaboradores contratados para la gestión, con altísimos salarios -nunca vistos- que paga el Estado provincial.

-Una demanda, por el delito de encubrimiento, falsificación de documentos públicos y malversación de caudales públicos, en la cual figuran como denunciados Macri, y la gobernadora en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

-Una denuncia penal por mal desempeño de sus funciones e incumplimiento de los deberes de funcionaria pública.

-Y una grave denuncia sobre aportantes truchos y funcionarios municipales que actuaron contra la ley, conociéndola. La presidenta del PRO, dice no saber que en su gran mayoría los beneficiarios que figuran como aportantes, negaron ser afiliados al PRO, y tampoco sabe que en los municipios, muchos de los funcionarios que aportaron dinero en su campaña, tampoco están afiliados al PRO.

Aprender a mentir es parte de la meritocracia

Dejá tu comentario