Las fiesta de los metalúrgicos y seis horas de shows

Bandas de distintos géneros cautivaron con su música la fiesta

Con casi seis horas de shows musicales y humor, los trabajadores metalúrgicos de empresas contratistas y particulares despidieron otro año, en una tradicional organización llevada adelante por Fundación Acero y el Sindicato UOM de San Nicolás.

El Anfiteatro Metalúrgico de la UOM recibió a Corazón Pecador (cumbia), Sálvese quien pueda (rock), Carozo Monge (folklore), Casi Libres Rock y La Mosca. Además, el humor cordobés a través de Mudo Esperanza, más la clásica conducción de Marcelo Iribarne.

Quedamos fascinados" Me impresionó descubrir el lugar. Se veía muy grande de afuera, pero después, estando en el escenario, viendo la comodidad de la gente para ver los shows, la calidad de accesos, de camarines, la tecnología puesta para instalar luces y sonido, que necesitamos los artistas para mostrar el espectáculo, quedamos fascinados”, analizó Guillermo Novellis, líder de La Mosca. Con su característica humildad, en un momento de la noche, “le abrió el escenario” a Marcelo Calleia (de La Chilena), para compartir juntos algunas interpretaciones. A su vez, Guillermo Novellis destacó la “calidez del público” y “la presencia de las familias, que es lo que nos encanta”.

La Mosca es una “banda popular y muy transversal. Atravesamos todos los niveles sociales, económicos, todas las edades, todas las generaciones. Creo que a todo el mundo le gusta La Mosca. Felices de haber vivido esta experiencia en San Nicolás. Espero que se repita pronto porque nos encantó”, sostuvo. La reconocida e histórica banda, de proyección internacional, se completa con Marcelo Lutri (trombón), Julio Clark (saxo), Raúl Mendoza (trompeta), Pablo Tisera (trompeta), Mariano Balcarce (percusión), Fernando Castro (batería), Martín Cardoso (guitarra) y Adrián Cionco (bajo).

Nos fuimos emocionados" Casi Libres Rock se ganó rápidamente la admiración del público. Pablo Fernández en voz, Darío Figueredo (guitarra), Gastón Castels (bajo), Ezequiel Castels (teclado) y Pablo Taborda (batería) desplegaron todo su talento en el escenario. “Vivimos una noche increíble… La gente con una onda tremenda… Se prendió a cantar con nosotros todas las canciones. ¡Lo disfrutamos! Tremendo Anfiteatro, que generaba una adrenalina especial. Teníamos solamente que dejar todo ahí arriba para que la gente se comunique con nosotros, siendo esa siempre nuestra intención, de generar un ida y vuelta con la gente, haciéndole recordar esas canciones que están en el corazón… Nos fuimos emocionados por lo bien que sonó y como respondió la gente. Estamos más que agradecidos por habernos invitado a participar”, valoró Pablo Fernández.

image.png

De San Nicolás partieron a Benavidez para cumplir con otra presentación. “Los únicos que podemos fallar somos nosotros". El folklorista Carozo Monge contó que “disfruté de un escenario imponente, un sonido espectacular. Los únicos que podemos fallar somos nosotros. Todos los escenarios tienen su importancia, pero los públicos son diferentes”, contó el virtuoso cantante y recitador. Marcó un cariño especial por San Nicolás. “Yo me siento en mi casa. Así vivo cuando estoy en San Nicolás. La considero mi segunda casa”. “Pensamos en el show, en gustarle a la gente, que nos acompañó como ocurrió el sábado. La organización nos trató de maravillas. En los escenarios sentimos que ahí vivimos”. Carozo Monge llegó desde la ciudad santiagueña de Zumampa junto al primer guitarrista Italo Garnica, acoplándose otros músicos de la zona: Leo Sanabria (guitarra), Gabriel Sanabria (percusión), Lucas Cuevas (bajo), Jonatan Mansilla (voz invitada) y Joaquín Aguilar (bandoneón, de la ciudad cordobesa de Villa María).

“Sentí mucha conexión con el público" La verdad que muy contentos. Hemos tocado en grandes escenarios, como rock en Baradero, el Teatro Municipal, la megafiesta de Siderar, entre otros. Pero el sábado sentí mucha conexión con el público y una muy buena respuesta al nuevo material, que es nuestro puntapié para comenzar a rodar con el nuevo disco. Así que me pone muy contento que hayan disfrutado del show al igual que nosotros. Y obviamente estamos a disposición para futuros eventos”, sostuvo feliz Maximiliano Pessi, voz y guitarra de Salvese quien pueda. La banda se completa con Julián Paredes (batería), Gerardo Aguilera (bajo) y Federico Carbonell (guitarra).

Corazón Pecador sigue creciendo con “Oye como suena". Corazón Pecador nació en el 2004 haciendo cumbia santafesina, con una voz femenina hasta 2009, grabando dos materiales y tocando en toda la zona. Luego llegó un receso hasta 2011, en el cual el estilo dio un giro, cambiando la voz masculina. Actualmente, Corazón Pecador cuenta con un total de cinco materiales, el cual el último, denominado “Oye como suena”, terminó de grabarse hace tres meses, generando un impacto positivo en radiodifusión y plataformas digitales. Actualmente el grupo se conforma con Luciano “El Cali” Cordobana (primera voz), Carlos Fisicaro (segunda voz y coros), Daniel Comas (bajo y coros), Sergio Soto (teclado y efectos), Juan Rivas (acordeón y coros), Marcelo López (güiro), Patricio Sánchez (timbal mayor), Hernán Iñíguez (tumbadoras) y Lucas Gómez (bongo, campana y pujador), con la dirección musical de Sergio Soto y dirección general de Marcelo López.

Una risa tras otra. El humorista de Villa Carlos Paz, Mudo Esperanza, entregó un repertorio de 45 minutos y arrancando carcajadas en todos “sus remates”. Quiso cerrar el show con una reflexión. “Ríanse, diviértanse, vivan la vida”.A excepción de La Mosca que tiene todo un recorrido largo a nivel trayectoria, para el resto de grupos está presentación significó un lanzamiento muy grande a otros shows y festivales, pensando en la carrera ascendente que prometen todos. Ese es también el objetivo. Apuntalar a los talentos locales/regionales a que lleguen a los grandes escenarios.

Dejá tu comentario