Las fotomultas son inconstitucionales

La Justicia Federal declaró que las fotomultas son inconstitucionales.

La ley era clara: si te hacían una fotomulta, te debían detener para comunicártelo.
Lo que sucede en muchas ciudades y algunas provincias es que no sólo no se detiene al conductor, sino que ni siquiera se envía una carta para dar acuse de recibo. Y ahí no se le da derecho a defensa, por lo que resulta inconstitucional”, afirman los especialistas consultados.

En San Nicolás los inspectores sacan fotos de autos mal estacionados y no avisan; utilizan la central de monitoreo para cazar infractores, y tienen órdenes de hacer labrar cien multas diarias; que sin dudas, obedece a una razón recaudatorio. .

En el mismo sentido, “no se puede utilizar las videocámaras de seguridad para labrar infracciones de tránsito”.
El municipio estaría usando cámaras de seguridad para confeccionar multas de transito ilegales y arbitrarias, como así también las de velocidad instaladas en varios puntos que carecen de homologación y marcan cualquier cosa.

En San Nicolás no se cuenta con referencias ciertas acerca de la homologación y calibraciones con las que cuentan tales cámaras, lo que podría derivar en acciones legales contra el Municipio que harían invalidar las infracciones labradas, con lo cual se estaría incrementando por partida doble el gasto al erario público ocasionado.-

Por otra parte, también serían ilegales las cámaras no homologadas que se encuentran en Avenidas, rutas nacionales y/o provinciales, como la ruta 9 y la 188, a modo de ejemplo.

No obstante los concejales no piden informes por el sistema de fotomultas en la ciudad, ni exigen comprobar la homologación de las cámaras, y ni siquiera advertir al ejecutivo municipal que cese de hacer multas derivadas de las videocámaras de seguridad que se encuentran en el centro de monitoreo local y que son ilegales, arbitrarias y que obligan a los empleados municipales a realizarlas, observando infracciones y no siendo utilizadas para la supuesta seguridad de la ciudad.

La finalidad de la ley no es otra que evitar la siniestralidad vial.
Ante la consulta en la Agencia Nacional de Seguridad Vial destacan que el decreto 779/95, reglamentario de la Ley Nacional de Tránsito 24.449, efectivamente establece que, al comprobar infracciones con métodos automáticos o semiautomáticos, la autoridad deberá “notificar la comisión de la falta al conductor de la unidad dentro de los 10 kilómetros del lugar en donde se hubiere verificado la misma”.

“En cada caso -concluyen- corresponderá evaluar que la totalidad del procedimiento haya sido ajustado a derecho, y para eso el presunto infractor puede efectuar un descargo y dar las razones de su disconformidad, garantizando así el debido derecho a defensa.”

“los controles truchos no sirven. El control no debe ser para sorprender, sino para hacer cumplir una norma”.

Dejá tu comentario