Política |

Las mesas de acción política públicas y no públicas

Las dos caras, una visible y la otra invisible.

Una acción política de reclamo y a la vista de todos y una acción casi secreta para sellar los acuerdos de campaña de Cambiemos y algunos de los referentes más importantes de las iglesias evangelistas.
Vidal participa de plenarios evangelistas para asegurarse los votos del 2019 y evitar estallidos sociales y no asiste a una misa por paz y trabajo que asola a millones de argentinos.
Unos a la luz y otros en secreto. Unos con el apoyo de los trabajadores y otros que se alían a Vidal para organizar una red de contención evangelista y por lo bajo el financiamiento de campaña.

En tanto miles de trabajadores asistieron a la misa en Luján por un lado, por el otro las más altas jerarquías evangélicas alquilaban casi secretamente con la orden de Vidal, un complejo hotelero en Tanti para sellar el apoyo a la gobernadora.

Una multitud acompañó la movilización y el reclamo por Paz, pan y trabajo en Luján, que encabezaron Hugo Moyano, su hijo Pablo, gremialistas opositores al Gobierno, dirigentes políticos y de organizaciones sociales. Una misa en el frente de la emblemática Basílica de Luján con opositores a Cambiemos.

“Paz, pan y trabajo”, una consigna que reedita los 35 años de la marcha que marcó al movimiento obrero. Aquella histórica marcha llevó como ahora, la bandera por “Paz, pan y trabajo”, y en claro repudio, también como ahora, a las medidas antidemocráticas y en perjuicio de los trabajadores. Hoy Cambiemos; antes, el autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”.

Unos apoyan la Unidad y otros la división del pueblo, aseguran los entendidos.

Dejá tu comentario