Generales |

Llegaron las grúas y los problemas

Las nuevas grúas portuarias dejan al desnudo la gestión Passaglia

Llegaron las dos grúas chinas que fueron adquiridas por la provincia de Buenos Aires a través del crédito gestionado con el organismo multilateral FONPLATA para el puerto de San Nicolas. Las grúas que costaron mas de 4 millones de dolares y que sin duda son un aporte importantísimo para el puerto, tendrán un uso limitado.

En medio de los serios problemas que hoy azota el nuevo consorcio de gestión que se gestó a medida del intendente Passaglia, se suman varios mas.

Recordemos que el Consorcio de Gestión Portuario que preside Antonio Negro se encuentra con los reclamos sindicales mas brutales de los últimos 20 años. Estos fueron motivados por la gestión política de la conformación del directorio del “Consorcio de Gestión Portuaria”, fue así que el ministro de la producción Tizado dejó afuera a los directores de los gremios con mayor representatividad del sector portuario. Algo que la gobernadora Vidal les otorgó por decreto y el ministro Tizado les negó.

Tanto es así que los Sindicatos de SUPA y APDEFA han iniciado los reclamos legales correspondientes y ahora la justicia debe resolver.

A estos problemas se suma el desembarco de las grúas adquiridas que ya tienen lugar en nuestro puerto, pero que lamentablemente tendrán un uso restringido y limitado. Desde que han sido adquiridas el puerto no ha realizado las obras eléctricas necesarias para poder dar alimentación y hacerlas funcionar. A pesar de haber contado con el tiempo necesario, la administración Mateucci como ahora la de Negro no han previsto tales obras fundamentales y necesarias para el normal y buen funcionamiento de las grúas, por lo que solo queda alimentarlas con generadores a combustible diesel y esperar las sencillas obras eléctricas.

Pero no todo termina, las grúas nuevas llegan y los problemas también. Pero no todo termina, las grúas nuevas llegan y los problemas también.

Hace mas de cuatro años que la grúa denominada como N° 1 se encuentra en la zona norte del muelle inutilizada, y con ello parte del mismo muelle por donde las nuevas grúas deberían desplazarse. Hace esa cantidad de años que fue víctima la negligencia de la gestión Mateucci y un fuerte viento hizo que se desplazara y chocara provocando una deformación que la inutilizo y lo que es peor quedo apuntalada como si fuera un poste.

El riesgo de bajar las flamantes grúas chinas a la par de la vieja es evidente. Hay que bajarlas, instalarlas, y hacerlas funcionar en las mismas carrileras y a la par de la vieja grúa apuntalada.

No hace falta recordar que la administración portuaria hace mas de 6 años que está conducida por el intendente local Passaglia que mucho sabe de hacer obras pero poco de gestión portuaria.

Dejá tu comentario